El vecino que filtró la bronca de Johnson con su novia lo hizo por su «interés público»

ÍÑIGO GURRUCHAGA

londres. Un músico de 29 años, Tom Penn, reconoció ayer ser el vecino de Carrie Symonds que llamó al periódico de 'The Guardian' para informarle de que había tenido una bronca de tal intensidad con su pareja, Boris Johnson, en la noche del viernes que la Policía visitó la vivienda para cerciorarse de que no había ocurrido nada grave y ambos estaban sanos y salvos.

Penn explicó en un comunicado público que, una vez que supo que nadie estaba herido, contactó con 'The Guardian' porque sintió que tenía «un importante interés público». «Creo que es razonable que alguien que puede que sea nuestro próximo primer ministro tenga que hacerse responsable también por todas sus palabras, acciones y conductas», añadió.

Tom Penn pidió, además, que cese el acoso de la prensa a su familia y vecinos: «Os pido que dejéis en paz a ciudadanos privados y os concentréis en aquellos que han decidido aspirar al poder ante la mirada pública». Pero la prensa conservadora ha desvelado que él es músico y su mujer, Eva Leigh, una actriz y dramaturga que tuiteó comentarios recientes contra Johnson. 'The Sunday Times' citaba ayer a 'amigos' de Symonds señalando que siente más enfado con sus vecinos que con Johnson. Dicen que ni ella ni el político conservador oyeron las llamadas de Penn a su puerta, que habrían sido tres, y que la exdirectora de Comunicaciones del Partido Conservador había dado a Leigh y Penn su número de móvil para llamadas de urgencia, pero que no recibió ninguna esa noche.