Estrasburgo condena a Portugal por un caso de pederastia en un orfanato público

Carlos Cruz./Afp
Carlos Cruz. / Afp

Los jueces europeos consideraron que el Tribunal de Apelación de Lisboa violó los derechos de uno de los condenados por el caso al no aceptar una serie de pruebas a su favor así como la declaración de unos testigos

EFEParís

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó hoy a Portugal al dar parcialmente razón al expresentador de televisión Carlos Cruz, uno de los condenados por pederastia en el escándalo del orfanato público Casa Pia. Los jueces europeos consideraron que el Tribunal de Apelación de Lisboa violó los derechos de Cruz al no aceptar una serie de pruebas en su favor, como tampoco la declaración de unos testigos con los que esperaba desmentir diversos elementos acusatorios.

Con esa actuación, tuvo una «limitación incompatible» con lo que se esperaba de la justicia y le privó de un proceso justo, señaló el Tribunal de Estrasburgo, que en cualquier caso consideró que esta sentencia ya constituye una satisfacción suficiente para compensar el daño moral sufrido por la antigua estrella de la televisión lusa.

Los hechos saltaron a la luz cuando en 2002 la revista 'L'Expresso' denunció la existencia de una red de pederastas de conocidas personalidades en torno a la Casa Pia. Las pesquisas dieron lugar inicialmente a la inculpación de una decena de personas. Los cuatro que recurrieron ante la corte europea habían sido condenados a penas de cinco a siete años en septiembre de 2010, confirmadas por el Tribunal de Apelación de Lisboa.

Cruz, al igual que otros tres condenados por la casa Pía (Joao Alberto Ferreira Diniz, Jorge Marques Leitao Ritto y Manuel José Abrantes) había denunciado a Portugal por otras razones que no fueron consideradas pertinentes por los magistrados de Estrasburgo. Así, descartaron que la justicia lusa hubiera tardado demasiado (seis años para el proceso, tras una investigación de once meses y una instrucción de otros seis) y tuvieron en cuenta «la extrema complejidad del caso» a la vista de «la gravedad y el número de crímenes denunciados, así como el número de intervinientes». Tampoco estimaron cuestionable la forma en que se llevaron a cabo los interrogatorios en la vista.

 

Fotos

Vídeos