Bruselas urge a Facebook, Google, Twitter y Mozilla a neutralizar las 'fake news' antes de las elecciones de mayo

Bruselas urge a Facebook, Google, Twitter y Mozilla a neutralizar las 'fake news' antes de las elecciones de mayo
FOTOLIA

El Ejecutivo comunitario considera que aún es «insuficiente» el trabajo contra la desinformación realizado por estas grandes plataformas de internet

SALVADOR ARROYOCorresponsal. Bruselas

Ni es la primera vez, ni será la última. De hecho, el cerco se irá estrechando cada vez más a medida que se acerquen las elecciones europeas del 26 de mayo. El Ejecutivo comunitario está decidido a neutralizar la avalancha de informaciones falsas que teme se difundirán aún más intensamente a través de las grandes plataformas digitales en estos meses. Y con Google, Facebook, Twitter o Mozilla en su punto de mira vuelve a reprochar que sus controles aún son insuficientes para poner freno a estas 'fake news'. Un nuevo toque de atención que se dirige especialmente a la transparencia de los anuncios políticos. En dos sentidos: las fuentes de financiación y el control de la propaganda que se lanza de forma automática a través de los conocidos como 'bots' o programas informáticos que bombardean con mensajes simulando el comportamiento humano.

«Se han hecho avances, pero hay que ir más lejos y más rápido antes de mayo porque no queremos despertarnos el día después de las elecciones y darnos cuenta de que tendríamos que haber hecho más», ha subrayado el comisario responsable de Seguridad, el británico Julian King, cuyo país ya no participaría en estos comicios por el 'brexit'. Es su conclusión tras analizar el resultado del informe de seguimiento a estas grandes plataformas, con datos recabados hasta diciembre del pasado año. A partir de ahora y hasta mayo, las verificación (y los estudios) será mensual. El objetivo, garantizar «la integridad» del proceso electoral.

Algo que hoy no está claro. Las empresas de Internet han avanzado en esa línea. Y así se reconoce desde Bruselas, sobre todo en aspectos como la eliminación de cuentas falsas. Pero el riesgo persiste. La Comisión, por ejemplo, explica que la red social Facebook «tiene que proporcionar una mayor claridad sobre» las herramientas que va a poner en marcha para dar a sus usuarios mayor capacidad para preservar su privacidad» además de cooperar más con verificadores e investigadores a la hora de poner freno a los intentos de desinformación. Y eso incluye una mayor coordinación con otras redes sociales que están bajo su control, como Whatsapp (que recientemente ha limitado el número de remitentes en el reenvío de mensajes», Instagram o Messenger.

En el caso de Google, el informe refleja que ha tomado medidas para «mejorar el seguimiento de la ubicación de los anuncios o la transparencia de la propaganda política». Pero el motor de búsqueda más utilizado en el planeta aún presenta carencias para Bruselas. ¿Su principal reproche? Que «algunas herramientas solo estén disponibles en un pequeño número de Estados miembros». Twitter, por su parte, habría dado prioridad a la lucha contra «agentes maliciosos o falsos, así como al cierre de cuentas sospechosas y 'bots'». Pero se echa en falta «más información» sobre cómo restringirá el paso a los proveedores «más persistentes» de tweets malintencionados.

La Comisión Europea celebra que Mozilla vaya a lanzar en breve una versión mejorada de su navegador que, según informa la compañía, bloquearía de forma automatizada el seguimiento de determinados sitios «pero debería ser más concreto sobre cómo limitará la información» que obtenga sobre la navegación de los usuarios porque «podría usarse para campañas de desinformación».

La UE inició su batalla activa contra las 'fake news' en 2015 creando un primer grupo de trabajo que tenía como objetivo «contrarrestar las campañas de desinformación de Rusia». Aunque fue el pasado año cuando se activo el Código de Buenas Prácticas de la UE, al que se adhirieron las empresas «voluntariamente» y que obliga a éstas a adoptar medidas contra la difusión masiva de informaciones falsas, la protección de la privacidad de los usuarios o Interrumpir los ingresos de publicidad de aquellas cuentas y sitios web que falsifican información, entre otros compromisos.