Bruselas lleva a Polonia a los tribunales

La estatua del Rey Segismundo III de Polonia en Varsovia usada por los opositores a la reforma judicial./Afp
La estatua del Rey Segismundo III de Polonia en Varsovia usada por los opositores a la reforma judicial. / Afp

Considera que su ley de jubilación para la Corte Suprema «socava el principio de independencia judicial»

SALVADOR ARROYOBruselas

La Comisión Europea venía avisando desde hace semanas. Y finalmente ayer develó que ha actuado. El ejecutivo comunitario llevará a Polonia a los tribunales. El motivo, una ley que aprobó el pasado 3 de abril y que entrega al presidente de la República, Andrzej Duda, el poder para decidir si un juez de la Corte Suprema puede continuar en el cargo más allá de los 65 años. Bruselas considera que esta ley «socava el principio de independencia judicial» y, en suma, es «incompatible» con el derecho de la UE, lo que la haría contraria a la Carta Europea de Derechos Humanos.

La normativa afecta directamente a la Corte Suprema de Polonia. Entró en vigor el pasado 3 de abril y que establece obligación de retirarse a los 65 años frente a los 70 planteados hasta ese momento. Lo que supondría la retirada de 27 jueces de un total de 72. Al tiempo que llevaría a finalizar antes de tiempo el mandato de seis años del primer presidente del Tribunal Supremo, tal y como está establecido en la Constitución polaca.

Según la ley los jueces afectados pueden solicitar una prórroga de tres años, que solo puede otorgar el presidente de la República, y renovado una vez. «Pero no hay criterios claros para la decisión del Presidente sin posibilidad de revisión judicial si rechaza la solicitud». La Comisión requirió información y correcciones a Varsovia en al menos dos ocasiones (julio y agosto), pero la respuesta en ambos casos no ha sido satisfactoria.

La aplicación del régimen de jubilación impugnado para los jueces del Tribunal Supremo en Polonia se está acelerando y «está creando un riesgo de daño grave e irreparable a la independencia judicial en Polonia», y por lo tanto del orden jurídico de la UE.

La Comisión solicita al Tribunal de Justicia que «ordene medidas provisionales, restableciendo el Tribunal Supremo de Polonia a su situación antes del 3 de abril de 2018 , cuando se aprobaron las nuevas leyes impugnadas». Finalmente, la Comisión ha decidido solicitar un procedimiento expedito en el Tribunal de Justicia para obtener una sentencia definitiva lo antes posible.

 

Fotos

Vídeos