Hungría desaloja a los refugiados de la estación internacional de Budapest

Cientos de inmigrantes se agolpan en la estación de tren. /
Cientos de inmigrantes se agolpan en la estación de tren.

La terminal ha estado cerrada durante unas horas. Centenares de personas esperan para tomar un tren hacia Alemania o Austria

COLPISA / AFPbudapest

La estación de ferrocarriles Keleti de Budapest ha sido reabierta tras permanecer cerrada algo más de una hora, aunque por el momento no se permite el acceso a los centenares de refugiados que esperan para subir a un tren que los lleve a los países más ricos de Europa.

Budapest convoca a embajador austríaco

tras las críticas vertidas

El Ministerio húngaro de Exteriores ha convocado al embajador austríaco en Budapest para exigir explicaciones sobre las recientes críticas del Gobierno de Viena de que Hungría no hace lo suficiente para solucionar la actual crisis migratoria. "Es incomprensible y decepcionante", ha afirmado el ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, en referencia a la crítica expuesta anoche por el canciller federal austríaco, Werner Faymann.

En una entrevista, el jefe del Gobierno ha pedido una "solución política" a la crisis migratoria en Europa y no como en Hungría, que ha construido una alambrada en su frontera sur.

Szijjártó ha recordado que el canciller criticó a Hungría por dejar salir a los refugiados hacia Austria.

En declaraciones a la televisión pública M1, Viktor Váczi, portavoz de la compañía estatal de trenes húngara MÁV, anunció la reapertura de la estación y confirmó que, tras el cierre temporal, se esperan hoy importantes retrasos hasta entrada la noche.

Según la agencia magiar MTI, por el momento los policías no dejan entrar a la estación a los refugiados, que permanecen delante del edificio pidiendo que les dejen partir hacia Alemania.

Esta mañana, la estación Keleti fue cerrada después de que centenares de refugiados quisieran subir a los trenes rumbo a Austria y Alemania. Ayer, centenares de personas consiguieron partir hacia sus destinos anhelados después de que la policía húngara abandonara la vigilancia de Keleti.

MÁS INFORMACIÓN

Ahora, después de que se reabriera la estación, muchos protestan delante del edificio, pidiendo que les dejen entrar, informa el portal "hvg".

Caos migratorio

Muchos refugiados llevaban días acampando en la estación y protestando para que les permitan continuar viaje.

Hungría, que pertenece a la zona Schengen de libre tránsito comunitario, asegura que en lo que va de año han llegado más de 150.000 inmigrantes a su territorio.

El país centroeuropeo terminó el pasado fin de semana la construcción de una valla alambrada de metro y medio de altura y de 175 kilómetros de longitud en su frontera con Serbia, mientras que continúa con otra más sólida y de 4 metros de altura, cuya obras se espera concluirán en noviembre.