La Unión Europea vuelve a cargar sobre Italia por su deuda desbocada

S. ARROYOBRUSELAS.

Italia sola y el resto de la UE, enfrente. Este aislamiento es el que ayer vivió el ministro de Finanzas, Giovani Tria, al llegar al Eurogrupo y al Ecofin. El economista tuvo que lidiar con un bloque que el miércoles dio un paso más para activar el procedimiento sancionador por déficit excesivo contra su país que una semana antes había recomendado la Comisión. ¿La causa? Una deuda pública disparada al 132% en 2018, que orbitará por encima del 133% este año y alcanzará el 135% en 2020.

Oficialmente el club está en 'modo escucha', a la espera de que Italia le convenza de que puede corregir esa situación. Pero la presión es cada vez más asfixiante. Bruno Le Maine, titular de Finanzas francés, habló de «mano tendida», pero también de que «lo más inteligente» sería «tomar esa mano» y, en definitiva, rectificar. La ministra española, Nadia Calviño, apeló a una actuación «responsable para evitar turbulencias en los mercados». Mientras que Mario Centeno, presidente del Eurogrupo, llamó a Roma a «respetar las normas».