Trump dice que los ahogados en el río Bravo seguirían vivos con su muro

El presidente de EE UU, Donald Trump, declaró que el padre y la hija ahogados en el río Bravo cuando intentaban cruzar la frontera sur del país desde México seguirían vivos si el muro que prometió construir estuviera terminado. «Con un muro levantado, cosa que tendríamos que haber hecho por las malas, ese padre y su hermosa hija se habrían salvado. Habrían pensado que era demasiado difícil entrar aquí y no se habrían atrevido, dijo.

La dramática imagen de los cuerpos sin vida del salvadoreño Óscar Alberto Martínez Ramírez y su hija de casi dos años, Valeria, boca abajo y sin vida en la orilla del río, sacudieron a la opinión pública mundial. Sus muertes siguieron al hallazgo de los cadáveres de otra mujer inmigrante y tres niños en un páramo del sur de Texas, en un trayecto empleado habitualmente por traficantes de personas.

La viuda de Óscar Martínez y madre de Valeria, Tania Vanessa Ávalos, se salvó de ser arrastrada por la fuerte corriente del río fronterizo y, de vuelta en El Salvador, espera la repatriación de los cuerpos, que se espera para hoy. El viceministro salvadoreño de Exteriores, Mauricio Cabrera, disuadió a sus conciudadanos de emprender el camino de la inmigración ilegal. «No pongan en riesgo sus vidas y las de sus hijos, no confíen en traficantes de personas que solo buscan su propio beneficio», pidió.