El Supremo rechaza procesar al primer ministro por «mentir» en la campaña

El Tribunal Supremo británico rechazó ayer la apelación del activista Marcus Ball contra el primer ministro, Boris Johnson, al que había demandado por supuestamente haber mentido en la campaña del referéndum sobre el 'brexit'. Johnson, uno de los principales abanderados de la salida, utilizó como reclamo para el referéndum de 2016 un autobús en cuyo lateral se aseguraba que Reino Unido enviaba a la Unión Europea 396 millones de euros semanales que se podrían destinar a la sanidad pública británica, un mensaje que se reveló como falso. En junio, el Supremo ya desestimó procesar a Johnson y ahora, nuevamente, ha denegado el recurso del activista, según aseguró la jueza Anne Rafferty. «Esto no ha terminado, no nos vamos a rendir», aseguró Marcus Ball a las puertas del tribunal después de conocer el fallo.