La 'superluna' y el 'ciclón bomba' sumen a Boston en un infierno de hielo, inundaciones y temperaturas gélidas

Dos factores sumen a Boston en un estado gélido jamás vivido hasta el momento en la ciudad. Los efectos de la superluna, que ha aumentado el nivel del mar hasta el punto de provocar importantes inundaciones y una rápida caída de la presión barométrica, conocida como "ciclón bomba", que ha congelado la ciudad con temperaturas de hasta -21º.-Redacción-