Reino Unido se resigna a votar en las elecciones europeas del 23 de mayo

La negociación entre conservadores y laboristas avanza hacia un entendimiento gradual que permita cerrar el 'Brexit' en verano

IÑIGO GURRUCHAGA CORRESPONSAL LONDRES.

Reino Unido votará en las elecciones europeas del 23 de mayo, pero el Gobierno espera que los eurodiputados elegidos no lleguen a tomar asiento en el Parlamento de Bruselas y Estrasburgo. Según el viceprimer ministro, David Lidington, no hay tiempo para tramitar las leyes del 'Brexit' antes de los comicios, pero espera que puedan resolverse el acuerdo y las tramitaciones antes del final del receso veraniego.

El anuncio no ha sorprendido. Theresa May y Jeremy Corbyn anunciaron, tras los penosos resultados de los conservadores y malos de los laboristas en las municipales del pasado jueves, que el golpe electoral exigía llegar rápidamente a un acuerdo sobre el 'Brexit'; lo que llevó a pensar que lo firmarían esta misma semana. Se dan más tiempo, habrá europeas y no habrá ceremonias con firmas.

Según la BBC, la negociación entre conservadores y laboristas, en la que Lidington es la mano derecha de May, avanza con una propuesta 'tory' para conformarse ahora con una unión aduanera temporal, que los laboristas quieren permanente. Corbyn y los suyos no podrían lograr esa permanencia, con carácter legal, sin reabrir la negociación del Acuerdo de Retirada con Bruselas, que ya lo ha descartado.

Los negociadores del Gobierno estarían intentando convencer a los laboristas de que les ayuden a aprobar la ley que implementaría el Acuerdo, y que ya obtendrán la relación futura que deseen -la unión aduanera permanente, por ejemplo- si ganan las elecciones: que llegarían probablemente tras la aprobación de esa ley, con dimisión prometida de May.

La actualidad del 'Brexit', un irresoluble nudo de especulaciones y cuestiones de procedimiento sin que nada realmente avance, recupera paso a paso su protagonismo en la vida británica tras el descanso y pascual. Ha regresado también Stephen Barclay, ministro para la marcha de la UE, que habría defendido en el Consejo de Ministros la conveniencia de prepararse para amenazar a la UE con marcharse sin acuerdo.

Nigel Farage, líder del Partido del Brexit (BP), ha confirmado por su parte que no se presentará a la elección de diputado por Peterborough, ciudad 'brexiter', para sustituir a una laborista encarcelada y recusada por sus electores, por ocultar un delito de exceso de velocidad con otro carnet de conducir. Ha dicho Farage que no es el miedo a perder en Peterborough sino su deber de guiar a sus neófitos seguidores en el Parlamento europeo.