Poca participación en las presidenciales

Los lituanos acudieron ayer a las urnas para elegir nuevo presidente, del que esperan que logre reducir la brecha entre ricos y pobres, cada vez mayor pese a un crecimiento envidiable. La participación fue de un 56,45% en unos comicios en los que también se votó un referéndum para extender la doble nacionalidad a los ciudadanos que emigraron desde 1990. A falta de conocerse los resultados definitivos, el primer ministro, Saulius Skvernelis, se situaba en cabeza.