Pide clemencia para su hijo, condenado a muerte tras haber intentado matarle

Parecían la familia perfecta. Pero hace quince años Thomas, el hijo mayor, encargó el asesinato del resto para quedarse con la herencia. Su madre y su hermano de 19 años murieron. Su padre sobrevivió con una bala cerca del corazón. Desde 2007 Thomas Bartlett Whitaker está en el corredor de la muerte esperando que se cumpla la sentencia, la pena máxima, la que su padre quiere cambiar. Pide que se le conmute por cadena perpetua. La Junta de Perdones y Libertad Condicional de Texas ya ha recomendado unánimemente que se conmute la pena. La decisión final la tiene el gobernador. Y tiene que ser antes de este jueves, fecha prevista para su ejecución.-Redacción-