Trece españoles han perdido la vida en la misión en Líbano

  • Seis militares fallecieron en el atentado terrorista de junio de 2007, otros tres en accidente de tráfico y dos por causas naturales. Otro soldado murió a causa de un golpe accidental

La muerte hoy de un militar español que formaba parte de las Fuerzas de la ONU para el Líbano (Finul) eleva a 13 el número de víctimas mortales de la misión española en ese país. El fallecido hoy es el cabo Francisco Javier Soria Toledo, malagueño de 36 años, casado y sin hijos.

Desde el inicio de la misión en 2006, seis militares fallecieron en el atentado terrorista de junio de 2007, otros tres en accidente de tráfico y dos por causas naturales. Otro soldado murió a causa de un golpe accidental.

Las tropas españolas se desplegaron al sur del río Lítani en 2006, año en el que España inició su contribución a la operación de los cascos azules de la Finul en Líbano.

El 24 de junio de 2007, seis cascos azules, tres de ellos de origen colombiano, murieron por una explosión al paso de su vehículo blindado cerca de Jiam, en el sur del Líbano. Otros dos resultan heridos.

Los fallecidos fueron los españoles Jonathan Galea García, Juan Vidoria Díaz y Manuel David Portas Ruiz; los colombianos Jefferson Vargas Moya, Jackson Castaño Abadía y Juan Erickson Posada.

El 15 de junio del año siguiente, el cabo Felipe Jasón Ospina Vélez, natural de Colombia, murió a la salida de la base Miguel de Cervantes al volcar el vehículo BMR del Grupo Táctico Líbano en el que viajaba. Dos soldados resultaron heridos leves.

El soldado José Antonio Godia Pi falleció el 28 de agosto de 2009 de una parada cardiorrespiratoria súbita cuando practicaba deporte en la Base de Marjayun.

Parada cardiorrespiratoria

El 31 de enero de 2011, el subteniente Isaías Martín Anguera falleció a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria en la base.

Tres años más tarde, el 23 febrero de 2014, el soldado conductor español Abel García Zambra y el soldado de origen salvadoreño José Manuel Cabrera murieron en un accidente de tráfico.

El 19 marzo, el soldado Carlos Martínez Gutiérrez falleció a causa de un golpe accidental en la cabeza.

En total, 173 miembros del Ejército y de las fuerzas de seguridad españolas han muerto, además de tres intérpretes que les acompañaban, desde 1987 mientras cumplían misiones en el exterior.