Hamás desmiente la muerte del líder de su brazo armado

Una casa en ruinas en Gaza. /
Una casa en ruinas en Gaza.

La esposa y la hija de Mohamed Deif han fallecido en un bombardeo tras la ruptura del alto el fuego y el diálogo

AGENCIASGaza

El movimiento islamista Hamás negó hoy la supuesta muerte de Mohamad al Deif, líder de su brazo armado, las Brigadas Azedim Al Kasam, que por su parte amenazó al aeropuerto de Ben Gurion, en Tel Aviv. En un comunicado de prensa, el portavoz del movimiento en Gaza, Sami Abu Zuhri, afirmó que Al Deif no se encontraba en la casa en la que esta noche murieron su segunda esposa y su hija de siete meses, al ser bombardeada por la aviación israelí.

MÁS NOTICIAS

En la misma línea, Abu Obeida, portavoz de las Brigadas Al Kasam, insistió en que "los planes israelíes han fracasado. El comandante Mohamad al Deif está vivo y dirigirá el Ejército palestino hasta la liberación de Jerusalén".

Abu Obeida aprovechó su intervención para asegurar que el tiempo del diálogo se ha acabado y que por delante ya solo quedan días de lucha para lograr "los objetivos de la resistencia", entre ellos el fin del bloqueo israelí a la Franja.

"Les hemos dado a los líderes políticos el tiempo suficiente para lograr un acuerdo, pero el enemigo ha desperdiciado una oportunidad de oro para lograr un acuerdo", afirmó.

"Instamos a la delegación palestina a abandonar El Cairo de forma inmediata, a retornar a casa y a olvidarse de regresar al diálogo ya que el enemigo ha desperdiciado la oportunidad", agregó Obeida, quien especificó cuál será su próximo objetivo.

El portavoz instó a las compañías internacionales a cancelar sus vuelos al aeropuerto internacional Ben Gurion a partir del jueves a las 06.00 de la mañana hora local (03:00 GMT) y "hasta que el comandante Al Deif decida".

Musa Abu Marzuq, uno de los principales responsables políticos de Hamás, también aseguró esta tarde en su página de la red social Facebook que "el comandante de las brigadas está vivo".

Horas antes, cuando se supo que los allegados de Al Deif habían perecido, Abu Marzuq utilizó la red social para afirmar que "el estúpido (primer ministro israelí, Benjamin) Netanyahu ha añadido a su CV un nuevo crimen al atacar a civiles y al violar los tratados internacionales. "Todo lo que puedo decir es que ese hombre desconoce lo que es la verdad y sus palabras nunca han sido ni honestas ni buenas", agregó.

Desde primera hora de la mañana, la prensa israelí especuló con la posibilidad de que el propio Al Deif -que ya se ha librado de otros cinco intentos de asesinato israelíes- hubiera sido alcanzado en ese ataque, ya que entre los escombros de la vivienda había un tercer cadáver no identificado.

Sin embargo, ya a primera hora de la tarde, el portavoz del ministerio de Salud, Asraf Al Qedra explicó, no obstante, que junto a la esposa del comandante y su hija también perecieron otra mujer y una adolescente de 14 años, sin aludir a un hombre al que muchos gazatíes consideran un héroe. Al Deif llegó a la jefatura de la milicia de Hamás en 2002, tras el asesinato, a manos de Israel, de su predecesor en el cargo, Saleh Shehade.

Hoy, en un multitudinario entierro de su esposa e hija, cientos de personas prometieron no conceder paz "a los colonialistas israelíes" hasta que el propio comandante de Hamás les pida que lo hagan.

Israel no ha confirmado ni desmentido de forma oficial que Al Deif fuera el objetivo de su ataque, pero algunos de sus ministros han dejado entrever que así fue. En declaraciones a la edición matutina de la radio militar de Israel, el ministro de Interior, Gideon Saar, afirmó que "Al Deif merece la muerte igual que (el ex líder de la red terrorista internacional, Osama) Bin Laden".

"Es un objetivo legítimo", agregó, un argumento al que poco después se sumó su colega, la ministra israelí de Justicia y ex jefa del último y fracasado proceso de diálogo con los palestinos, Tzipi Livni.

"Intentar matar a una persona que está involucrada en terrorismo no es solo legitimo sino deseable a mis ojos. Durante todo este tiempo, he apoyado matar a los líderes terroristas", respondió al ser preguntada por la prensa local.

El intento de asesinato desató la furia de Hamás y parece haber anegado las pocas esperanzas que existían de que el diálogo que hasta este martes se desarrollaba en El Cairo, bajo mediación egipcia, pueda recuperarse a corto plazo.