Maduro se ríe del «show de la ayuda humanitaria» que aguarda en Colombia

Juan  Guaidó./
Juan Guaidó.

El líder opositor y presidente interino Juan Guaidó pide a los militares que no se opongan a la entrega de los envíos en Venezuela

NELSON BOCANEGRA

El Gobierno de Venezuela criticó ayer el «show de la ayuda humanitaria» y sugirió que Estados Unidos debería distribuirla en Colombia, donde se está almacenando, mientras que la oposición advirtió de que el bloqueo de alimentos y medicamentos tan necesarios podría constituir un crimen de lesa humanidad. Un día después de que el convoy de ayuda llegara a la ciudad fronteriza de Cúcuta, el presidente, Nicolás Maduro, ridiculizó a Washington por ofrecer «pequeñas cantidades de asistencia» mientras mantiene sanciones que bloquean unos 10.000 millones de dólares (8.800 millones de euros) en activos e ingresos en el extranjero.

«Toma toda la ayuda humanitaria y dásela a la gente de Cúcuta, donde hay mucha necesidad», dijo Maduro en una rueda de prensa en Caracas. «Éste es un juego macabro, ¿ves? Nos aprietan por el cuello y luego nos hacen rogar por migajas». «Nos ofrecen papel higiénico, como Donald Trump arrojó a la gente de Puerto Rico», se rió Maduro ante los periodistas en una accidentada comparecencia durante la cual sufrió un corte de electricidad y un fallo en los micrófonos. Se refería con esas palabras a la deficiente distribución de ayuda en 2018 en la isla asociada a Estados Unidos tras la devastación causada por un huracán.

El opositor Juan Guaidó, reconocido por más de cuarenta países como presidente interino de Venezuela con el mandato de convocar unas nuevas elecciones, se felicitó por la llegada a Cúcuta de la ayuda prometida por Estados Unidos, su principal apoyo internacional, y advirtió a los militares venezolanos de que no bloquearan la entrada de estos bienes al país. «Quiero ver cuántos oficiales militares están dispuestos a cometer crímenes de lesa humanidad al no permitir que se salven las vidas de los más vulnerables. De 250.000 a 300.000 personas corren el riesgo de morir si no reciben atención inmediata», dijo Guaidó durante una reunión con estudiantes universitarios.

LAS CLAVESCaracas sugiere a EE UU que distribuya los alimentos entre «la gente necesitada de Cúcuta» El presidente bolivariano, dispuesto a recibir al Grupo de Contacto a pesar de su «parcialidad»

Solidaridad

En un giro irónico, ayer llegó al puerto de La Habana un barco de la Armada venezolana cargado con material que ha enviado el Gobierno de Maduro para ayudar a Cuba a reconstruirse tras el tornado que azotó la capital el mes pasado. Cuba es uno de los pocos aliados que quedan en Venezuela en la región, aunque el país petrolero conserva el poderoso respaldo de Rusia, China y Turquía.

El T-91 'Les Moines' transportaba cien toneladas de material de construcción y maquinaria, según señalaron la prensa cubana y el Gobierno de Caracas.

Mientras crece la tensión política en el país, no parecen prosperar los diversos intentos de mediación emprendidos por países latinoamericanos y europeos. Maduro aseguró ayer que estaba dispuesto a reunirse con los enviados del llamado Grupo de Contacto Internacional, respaldado por la Unión Europea, pero criticó la declaración de su primera reunión, celebrada el jueves, que calificó como «parcial e ideológica». El Grupo de Contacto pidió una «salida democrática» a la crisis en Venezuela a través de unas «elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles».

Más

 

Fotos

Vídeos