Maduro exhibe su poder militar

Desfila con 4.500 soldados y afirma estar dispuesto a combatir las «intentonas golpistas de traidores»

DAGOBERTO ESCORCIA BOGOTÁ.

Nicolás Maduro exhibió todo su poder militar dos días después de la intentona de golpe de Estado por parte de Juan Guaidó y algunos miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas. El día después del 1 de Mayo, que dejó un total de cuatro muertos y más de 130 heridos, el líder bolivariano apareció con todos sus generales y un total de 4.500 miembros del Ejército que desfilaron junto a él en Fuerte Tuina, Caracas, en lo que denominó Marcha Militar por la Lealtad de la Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB). El presidente venezolano, con unas palabras propias del discurso chavismo, se dirigió a la tropa para decirle que había que dar una lección histórica ante el mundo y ante el pueblo.

«Soldados, ha llegado la hora de combatir, ha llegado la hora de dar un ejemplo a la historia y al mundo. Y decir que en Venezuela hay una Fuerza Armada Bolivariana consecuente, leal, cohesionada, unida como nunca antes, derrotando intentonas golpistas de traidores que se venden a Washington», arengó a los uniformados.

El mensaje populista no terminó ahí. «Es hora de defender el derecho a la paz», aseguró Maduro. «¿Cuál es el camino que plantean los golpistas?», reveló que le había preguntado a sus seguidores durante el Día de los Trabajadores. «¿Una guerra civil? ¿Ametralladora contra ametralladora? ¿Tanqueta contra tanqueta? ¿Que nos matemos entre hermanos? ¿Asaltar el poder político y poner un presidente con la ametralladora y fusiles y desconocer la constitución? Ese no puede ser el camino», añadió.

Unos segundos antes no había dejado duda alguna de que él está dispuesto a todo: «Esto es un combate, y hay que tener máxima moral en ese combate para desarmar a cualquier traidor, a cualquier golpista, bajo una sola consigna: 'Leales siempre, traidores nunca'».

Maduro ha convocado a una gran jornada de diálogo, acción y propuesta para mañana. El objetivo es que el Congreso Bolivariano de los Pueblos, el partido PSUV y todos los niveles del Gobierno elaboren un Plan de Cambio y Rectificación de la Revolución.

Cuatro muertos

Durante el día de ayer se supo que la jornada del 1 de mayo dejó cuatro muertos y más de 130 heridos. El último fallecido fue un joven de 14 años, Yoifre Hernández Vásquez, que recibió un balazo, según fuentes de Guaidó, por parte «de las fuerzas represivas del Estado». Previamente otro adolescente, Yosner Graterol, de 16 años, perdió también la vida.

Un familiar de Yoifre Hernández dijo que el joven había acudido a las manifestaciones en el bastión opositor caraqueño de Altamira, donde miles de personas se enfrentaron a las fuerzas de seguridad cuando intentaban trasladarse al oeste de la capital, y fue herido en circunstancias poco claras. Yoifre falleció en la Clínica Ávila de Caracas. Por su parte, Yosner Graterol murió después de ser herido de bala en una protesta en la ciudad de La Victoria, en el Estado de Aragua (centro del país), según confirmó el Observatorio de Conflictividad Social (OVCS).

El miércoles perdió la vida en Caracas Jurubith Rausseo García, de 27 años, mientras que el día que arrancaron las manifestaciones, el pasado martes, fue abatido en Aragua Samuel Enrique Méndez, de 24 años.

Con estas muertes, ascienden a 57 los fallecidos durante las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro desde inicios de año, de acuerdo con al cómputo del OVCS.

Por su parte, la ONG Foro Penal anunció que durante las jornadas de protestas de martes y miércoles se habían registrado 205 detenciones. Otro organismo, Espacio Público, señaló que varios periodistas y reporteros gráficos fueron heridos y maltratados en las manifestaciones de Altamira, al mismo tiempo que varias plataformas digitales fueron bloqueadas.

La protesta más macabra se vivió en Tabay, una pequeña ciudad del Estado de Mérida, donde unos ciudadanos tuvieron la desafortunada idea de extraer alguna urnas fúnebres del cementerio municipal de Santos Marquina y las quemaron. Luego tuitearon: «Si los muertos votan, también tienen derecho a protestar».

Más