Macron alaba la «valentía y la resistencia» de Theresa May

P. ROSASPARÍS.

«Pase lo que pase, siempre estaremos juntos porque es nuestro destino común». Con el 'brexit' planeando sobre sus cabezas y el final del mandato de la primera ministra, Theresa May, que hoy tiene previsto dimitir, la ceremonia de homenaje a los soldados británicos caídos en el Día-D tuvo ayer un regusto de fin de ciclo. El presidente Emmanuel Macron y la 'premier' británica inauguraron ayer las conmemoraciones del desembarco de Normandía y pusieron la primera piedra de un memorial que recordará a los fallecidos del Reino Unido.

La británica no hizo ninguna referencia a que aquel era su último acto oficial, pero Macron, tras la ceremonia en Ver-sur-Mer, quiso dedicar unas palabras a May, de la que alabó su «coraje» y su «resistencia». «Ha tenido meses muy difíciles en los que ha tenido que poner en marcha la decisión del pueblo británico con muchos desacuerdos políticos internos», dijo el presidente francés ante los periodistas. Considero, dijo Macron, «que es mi deber rendirle homenaje y hacer todo lo posible porque nuestros países sigan unidos», ya que si el Reino Unido sale de la Unión Europea, «es esencial que la relación entre los dos países aguante, especialmente por los temas de defensa y seguridad».

Los dirigentes, dijo al finalizar su alocución Macron, «pasan, pero el trabajo que realizan, permanece».