La justicia europea acelera su decisión sobre el 'brexit'

Grupos defensores del 'brexit' se manifiestan en Londres. ::  reuters/
Grupos defensores del 'brexit' se manifiestan en Londres. :: reuters

La sentencia sobre si Reino Unido puede revocar unilateralmente el proceso de divorcio se conocerá antes del debate en Westminster

SALVADOR ARROYO RUSELAS.

bEl Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitirá el lunes, un día antes de que los acuerdos del 'brexit' se voten en el Parlamento británico, la sentencia sobre si Reino Unido podría revocar de forma unilateral el Artículo 50 del tratado comunitario; el mecanismo que activó Londres el pasado año para negociar su salida del club. Con una rapidez inusual -el procedimiento arrancó el 27 de noviembre y solo ha requerido un par de vistas públicas- la alta Corte de Luxemburgo despejará la duda que le plantearon varios diputados de los parlamentos escocés, británico y europeo, además de distintos estamentos judiciales de aquel país.

Su dictamen arrojará luz, con carácter definitivo, a una nueva variable que se suma al debate de Westminster. Los 'remainers' (partidarios de seguir en la UE), y mayoría en el grupo que ha inducido el proceso judicial, reclamaban celeridad a la Corte europea para que los diputados supieran a qué atenerse ante un desenlace «insatisfactorio» del 'brexit' o, lo que es lo mismo, un 'no acuerdo' de consecuencias impredecibles. La primera batalla ya la han ganado. Y en la segunda llevan ventaja.

Porque el argumento que han puesto sobre la mesa es que el Artículo 50 es reversible. Y esta semana, uno de los abogados generales que asesora a los 28 jueces de la Curia, que suelen marcar el sentido de sus sentencias, les dio la razón. El magistrado español Carlos Campos Sánchez-Bordona recomendaba al TJUE que declarase que dicha cláusula admite «la revocación unilateral de la notificación» de divorcio que presentó formalmente Reino Unido al Consejo Europeo en marzo de 2017.

Esto implica que ante un cambio de criterio, Londres podría invalidar todo el proceso sin que para ello fuera necesario (como sostienen tanto la Comisión como el Consejo Europeo) que se lo autorizase el resto de países del club, por unanimidad, en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno.

El único y el mejor posible

El abogado, eso sí, ponía tres condiciones: «La revocación unilateral del Artículo 50 es viable hasta que se concluya el acuerdo de retirada, y siempre que haya sido decidida de conformidad con sus normas constitucionales, se comunique de manera formal al Consejo Europeo y no suponga una práctica abusiva». En suma, que la marcha atrás de Londres debería hacerse efectiva antes del 29 de marzo de 2019, cuando se activa formalmente el divorcio, con la aprobación del Parlamento británico y tras plantearse con suficiente antelación al resto de Estados.

Este es hoy un supuesto improbable. El gabinete de Theresa May insiste en que esa opción no se contempla y considera el 'caso' como pura teoría. No existen señales de que Gobierno o Parlamento británicos quisieran revocar el Artículo 50. El entorno de May rechazó ayer un posible aplazamiento de la votación ante la perspectiva de que la vaya a perder. E insistió en que el 'no' a la propuesta solo deja dos opciones: la escisión sin acuerdo o la total invalidación del 'brexit'.

Michel Barnier, negociador por la UE, insistió ayer en Bruselas en que el pacto que está sobre la mesa -en referencia al Acuerdo de Salida y la declaración política sobre la relación futura con Londres- «es el único y el mejor posible para una salida ordenada». Advirtió de que si no hay respaldo en los Comunes «ni habrá periodo de transición ni base para la confianza que necesitamos de cara a la relación futura con los británicos». Y, como ya lo hizo tras la cumbre extraordinaria del 25 de noviembre que validó los papeles del divorcio, apeló a «la responsabilidad» de los diputados.

Ni un solo desliz en su discurso hacia una hipotética renegociación, ni hacia la posibilidad de que un rechazo el martes en el legislativo de Londres lleve a los líderes europeos -se reunirán en Bruselas los días 13 y 14- a estirar el calendario del Artículo 50 concediendo más tiempo a May para sumar apoyos en casa.

Más

 

Fotos

Vídeos