Un joven tanzano con vitíligo alcanza su sueño de convertirse en modelo

A Miko Deo le encanta practicar skate como a muchos otros jóvenes que viven en Dar es Salaam, la antigua capital de Tanzania. Pero Miko es diferente. Hace 15 años su piel comenzó a cambiar y desde ese día su aspecto ha dado un giro de 180 grados. La decoloración en su cuerpo es consecuencia de una rara enfermedad llamada vitíligo. Las células encargadas de producir la pigmentación de su piel dejan de funcionar correctamente. Los sentimientos de vergüenza y miedo de este joven tanzano dieron paso en su adolescencia a una mayor confianza en sí mismo y ahora ha comenzado una carrera como modelo en la que ser diferente ha dejado de ser un estigma.-Redacción-