Johnson viaja a Berlín, París y Biarritz

Mantendrá esta semana sus primeros encuentros con Merkel y Macron, con el 'brexit' en la agenda, pero sin que domine las reuniones

L. GÓMEZLONDRES.

Boris Johnson mantendrá esta semana sus primeros encuentros bilaterales con Angela Merkel y Emmanuel Macron desde que fue elegido jefe del Gobierno británico el 23 de julio. La minigira internacional de reuniones arrancará el miércoles, con la canciller alemana, en Berlín y continuará con el presidente francés en París para concluir en la cumbre del G-7, que ocupará Biarritz del 24 al 26 de agosto.

El 'brexit' estará en la agenda, aunque probablemente no dominará las conversaciones con ambos líderes comunitarios. Johnson quiere transmitir personalmente a Merkel y a Macron su intención de sacar a Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre, sin solicitar más prórrogas y aunque el Parlamento no lo respalde. Las sesiones de Westminster deben reanudarse el 3 de septiembre y en ellas está previsto que el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, presente una moción contra Johnson, cuyo gobierno tiene mayoría de un voto.

El primer ministro alertará en sus encuentros con Merkel y Macron de que el divorcio sin acuerdo es «altamente probable» si Bruselas se cierra a su demanda de renegociar el Acuerdo de Retirada y eliminar, cuanto menos, los mecanismos de protección de la frontera invisible en Irlanda, según indicó ayer Downing Street. El resto de las reuniones girará en torno a cuestiones del G-7, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Irán o Hong Kong, entre otras.

La cumbre de Biarritz representará el estreno de Johnson en el plató de la élite tradicional económico-política mundial. La cuestión de la salvaguarda irlandesa se tratará igualmente en conversaciones telefónicas que Johnson tiene previsto entablar con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el jefe del Gobierno de Dublín, Leo Varadkar esta misma semana.