Un informe del Gobierno británico contempla caos y escasez en caso de un 'brexit' abrupto

Caravana de camiones durante una prueba del posible efecto de un 'brexit' duro en la actividad en el puerto de Dover. :: T. Melville / reuters/
Caravana de camiones durante una prueba del posible efecto de un 'brexit' duro en la actividad en el puerto de Dover. :: T. Melville / reuters

Recoge que traerá escasez de medicinas y alimentos básicos y el retorno de la frontera física con Irlanda

LOURDES GÓMEZLONDRES.

«Normalmente no comentamos sobre filtraciones pero (...) 'Yellowhammer' es el peor escenario posible». Con este mensaje difundido en las redes sociales respondió el ministro británico del Gabinete, Michael Gove, a una información del dominical 'The Sunday Times' sobre los planes nacionales de contingencia ante una eventual retirada abrupta de Reino Unido de la Unión Europa. El rotativo se centró en el análisis del impacto y preparativos de un 'brexit' duro que el Ministerio del Gabinete habría compilado este mes, con el primer ministro Boris Johnson instalado en Downing Street. El documento utiliza palabras clave como 'Yellowhammer', el pájaro 'escribano cerillo', para referirse al 'brexit' sin acuerdo; operación 'Kingfisher' (martín pescador) enfocada en el sector empresarial, o 'Black Swan' (cisne negro) para imprevistos extremos.

Esta versión de 'operación Yellowhammer' dibuja un escenario crudo para Reino Unido. El divorcio disputado el 31 de octubre amenaza con crear caos en los puertos, escasez de medicinas y alimentos básicos, disturbios en todo el país y el retorno de la frontera física en Irlanda. «Esto no es un proyecto de miedo; es la evaluación más realista de lo que afrontará el público con un 'brexit' sin acuerdo. Son escenarios posibles, básicos y razonables, no es el peor de los casos», señaló al semanario una fuente gubernamental anónima.

Gove, que tiene la responsabilidad de los preparativos del 'brexit' tras haber dirigido la cartera de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales con el Gobierno anterior, añadió en su tuit que «se han dado pasos muy importantes en las últimas tres semanas para acelerar los planes» de contingencia. Promotor con Johnson del 'fuera' de la UE en el referéndum de 2016, defendió el Acuerdo de Retirada pactado por Theresa May y reconoció entonces que los granjeros se arriesgan a encontrarse cerrados los mercados continentales si no hay un pacto.

Posibles disturbios civiles

Según los documentos filtrados, el Gobierno prevé una demora de hasta 60 horas en los puertos del canal de la Mancha porque el 85% de los camiones no tendrán la documentación válida para pasar la aduana con el vigor legal con que se efectúa en la actualidad. La falta de medicinas importadas desde la UE afectará a los más vulnerables mientras se encarecerán y escasearán alimentos frescos, fomentando el malestar y posibles disturbios civiles.

El nuevo Gobierno conservador se ha desviado de la política anterior de evitar una frontera dura en Irlanda del Norte y reconoce que puede ser inevitable después del 'brexit', de acuerdo con la filtración. El primer ministro ha condenado como «antidemocrática» la salvaguarda del Acuerdo de Retirada para garantizar la continuidad de la frontera invisible entre la República y el Norte de Irlanda. Propone instrumentos tecnológicos para alejar los controles aduaneros de las estimadas 270 mugas en 499 kilómetros de la isla. Pero, según recoge el dominical, este sistema es «probablemente insostenible debido a riesgos económicos, legales y de bioseguridad».

Downing Street trató de restar relevancia al informe y el Gobierno de Gibraltar adujo que se trata de una versión obsoleta de 'operación Yellowhammer'. El círculo próximo a Johnson no duda de que fue filtrado por un exministro para intentar influir en la negociación con la UE.

Más