El hijo pródigo de los Mitsotakis

Transmite una imagen centrista y ajena al 'establishment', lo que ha lavado la cara a un partido manchado por la corrupción Kyriakos Mitsotakis Candidato de Nueva Democracia

O. H.

El candidato de Nueva Democracia, llamado a ser el siguiente primer ministro del país, parece haber nacido para desempeñar el cargo. Graduado en Harvard y Stanford, Kyriakos Mitsotakis proviene de una de las familias más poderosas de Grecia. Es hijo de otro primer ministro, Constantinos Mitsotakis, hermano de la que fue alcaldesa de Atenas y ministra de Exteriores, Dora Bakoyannis, y tío del nuevo regidor de la capital, Kostas Bakoyannis.

El heredero de esta larga dinastía ha transmitido durante la campaña electoral una imagen moderada y centrista, de líder que ha conseguido renovar su partido. En realidad, Kyriakos Mitsotakis funciona como elemento de contención del ala extremista de su formación, que ha ido ganando fuerza en los últimos tiempos y lo ha aupado al liderazgo del partido.

Su partido Nueva Democracia plantó cara a las políticas de Syriza en asuntos como una ley para otorgar la ciudadanía a hijos de migrantes nacidos en Grecia, la defensa de los derechos de los homosexuales y el acuerdo con Macedonia. Mitsotakis centra sus promesas electorales en la clase media, la más castigada durante la crisis. La cercanía de su líder y su percepción como alguien ajeno al 'establishment' han beneficiado al partido conservador, que quedó manchado por numerosos casos de corrupción.

Analista económico y banquero, su líder se presenta como el tecnócrata que puede reflotar el país «modernizándolo» y «reduciendo el superávit», para lo que apuesta por sus «muy buenas relaciones personales» con la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.