El grupo de contacto debuta en Montevideo

R. C.

La Unión Europea reunirá por primera vez hoy en la capital de Uruguay al grupo de contacto internacional para Venezuela anunciado el 31 de diciembre con el objetivo de facilitar una salida a la crisis a través de la celebración de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías. España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte de la UE, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia por parte de Latinoamérica participan en esta iniciativa, a la que Bruselas todavía espera que México acepte sumarse.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, acudirá a la reunión ministerial en Montevideo, organizada conjuntamente por la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez. A la cita no acudirán ni representantes del Gobierno de Nicolás Maduro ni del equipo de Juan Guaidó.

Madrid, que llevaba meses intentando impulsar este grupo en el seno de la UE, confía en que, en esta nueva situación, este mecanismo sirva para poner en práctica un apoyo internacional a unas elecciones presidenciales transparentes y creíbles conforme a estándares internacionales, la única vía de solución pacífica y democrática, aseguró un portavoz del Ministerio de Exteriores a Europa Press.

También espera que el grupo sirva para que los países refuercen la respuesta humanitaria a la crisis antes de las elecciones y, dada la gravedad de la situación, posiblemente después. España rechaza de plano la interpretación de que el grupo de contacto pueda servir para dar oxígeno a Maduro -como temen los partidos venezolanos y el Grupo de Lima- porque su objetivo es hacer efectiva la convocatoria de elecciones en el menor tiempo posible.

 

Fotos

Vídeos