'Florence' deja sin electricidad a casi un millón de personas en Carolina del Norte

R. C. MIAMI.

El riesgo de inundaciones «catastróficas» era ayer en la costa este de EE UU por el paso de la tormenta tropical 'Florence', que se ha cobrado la vida de al menos seis personas y avanza lentamente con fuertes precipitaciones. El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, alertó ayer de que podrían producirse nuevas inundaciones en zonas que nunca las sufrieron y también ocasionar deslizamiento de tierra en un Estado que ha superado su récord histórico de acumulación de agua.

'Florence' todavía «descarga cantidades épicas» de lluvia, aunque ha perdido fuerza, insistió Cooper. Entretanto, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias movilizó a 1.200 personas para las operaciones de búsqueda y rescate. El Ejército de Estados Unidos y voluntarios de todo el país, como la 'Cajun Navy' de Luisiana, también ayudan en las tareas de socorro. Las ráfagas de viento causaron daños severos al arrancar árboles y postes de luz. Más de 800.000 hogares no tenían electricidad ayer, según precisaron los Servicios de Administración de Emergencias de Carolina del Norte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos