La Fiscalía alemana acusa de terrorismo al ultraderechista Revolution Chemnitz

La Fiscalía alemana acusó ayer de terrorismo a ocho miembros del grupo ultraderechista Revolution Chemnitz. Los acusados, de entre 21 y 31 años, son sospechosos de haberse unido en septiembre de 2018 con el objetivo de perpretar atentados. Las comunicaciones del grupo fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad pudiendo ser detenidos el 1 de octubre antes de poder realizar los atentados planeados para 2 días después.

Los ocho acusados, en prisión preventiva, habían pertenecido en el pasado a grupos neonazis y se habían movido en el ámbito de los 'hooligans'. Ya en marzo pasado, el fiscal Peter Frank había calificado el caso de Revolution Chemnitz como uno de los procesos más importantes contra la ultraderecha en el país. Medios alemanes informaron también que el objetivo del grupo, comandado por Christian K, antiguo miembro de la proscrita Sturm 34, era lograr que se «desatase una guerra civil» en Berlín, culpando del atentado a grupos de izquierda. Aunque todavía se desconoce cuán avanzados estaban los planes, se sabe que el grupo ya había reunido dinero para conseguir armas.