El error de 400 votantes impidió a la ultraderecha finlandesa empatar con el SDP

R. C.

helsinki. El partido Verdaderos Finlandeses (VF), que quedó segundo en las elecciones celebradas el pasado domingo, a solo dos décimas del ganador, supo ayer que perdió el único escaño que le separaba de los socialdemócratas (SDP) por un error de sus propios votantes. La formación del ultra Jussi Halla-aho obtuvo 39 escaños en el Eduskunta (Parlamento finlandés), uno menos que el SDP dirigido por Antti Rinne, en unas ajustadísimas elecciones en las que lograron 6.813 votos menos que los triunfadores de la noche.

Pero según publicó ayer la prensa local, alrededor de 400 partidarios de la ultraderecha en el distrito electoral de Uusimaa, la región que rodea Helsinki, se equivocaron al votar y dieron su apoyo sin querer al Partido Comunista de Finlandia (SKP). De no ser por este error, VF habría logrado un diputado más en este distrito -que fue a parar a los conservadores- y habría empatado con los socialdemócratas a 40 escaños. La confusión se produjo cuando los despistados votantes escribieron en la papeleta el número 98, correspondiente al líder de la ultraderecha, sin caer en la cuenta de que Halla-aho no concurría por Uusimaa sino por el distrito electoral de Helsinki. De ese modo, el candidato por Uusimaa con el número 98, el comunista Kalevi Wahrman, recibió 483 votos, frente a los 49 que consiguió en 2015, aunque quedó muy lejos de ser elegido diputado.