«Las dictaduras nunca ceden voluntariamente el poder. Hay que quitárselo»

F. BELZUNCESANTIAGO DE CHILE.

Sebastián Piñera ha abanderado la lucha en América Latina contra el régimen de Nicolás Maduro.

-¿Cómo ve ahora mismo la situación en Venezuela?

-Venezuela es una tragedia. Fue en la década de los noventa el país más desarrollado y más rico de toda América Latina y hoy en día está muy cerca de ser el país más pobre. No solamente hay una dictadura, hay una dictadura corrupta e incompetente que ha conducido a su país a una crisis total. No hay democracia ni libertad de expresión ni respeto por los derechos humanos. Hay presos políticos. Hay una crisis humanitaria.

-¿Qué posibles escenarios contempla?

-El camino es terminar con la dictadura, tener un gobierno de transición y llamar a elecciones libres y democráticas. Eso es lo que Chile promueve junto a los países del Grupo de Lima. Y últimamente hemos buscado también contactos y coincidencias con los países europeos que están agrupados en lo que se llama el Grupo de Contacto.

-¿Pero ve alguna solución factible?

-Los tiempos del dictador Maduro tienen sus días contados. Tiene el repudio de la mayoría inmensa de los venezolanos y cuenta también con el rechazo de las principales democracias del mundo.

-¿Cree que puede haber solución sin violencia?

-Las dictaduras nunca ceden libre y voluntariamente el poder. Hay que quitárselo, arrebatárselo. Eso no es fácil y toma su tiempo, pero se han dado grandes pasos adelante para recuperar la democracia. Tenemos ya a la oposición democrática más unida que nunca, tenemos una opinión pública completamente comprometida y una comunidad internacional mucho más consciente. Nunca terminar con una dictadura ha sido fácil, pero están dadas las condiciones básicas para que Venezuela se reencuentre con la democracia. Para eso estamos comprometidos y trabajando la inmensa mayoría de los países democráticos del mundo, incluyendo España que, al igual que Chile, ha reconocido al presidente Guaidó como el legítimo presidente de Venezuela.