Despliegue de seguridad por las protestas

Ivanka Trump, durante el 
recorrido de la familia por la 
abadía de Westminster. La 
visita del mandatario y las 
protestas que provoca exigen 
un gran dispositivo policial.
:: reuters y afp/
Ivanka Trump, durante el recorrido de la familia por la abadía de Westminster. La visita del mandatario y las protestas que provoca exigen un gran dispositivo policial. :: reuters y afp

Í. GURRUCHAGA LONDRES.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó «perdedor sin remedio» al alcalde de Londres, Sadiq Khan, e informó a los lectores de sus mensajes en Twitter de que se parece en su cualidad de irremediable al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, pero que tiene la mitad de su estatura. De Blasio mide 1,96 metros. Khan, 1,65 metros. No fue la única mentira del presidente antes de aterrizar en Reino Unido.

En una entrevista con el diario 'The Sun' se mostró contrariado al saber que la du quesa de Sussex, Meghan, ciudadana estadounidense, había criticado su misoginia antes de convertirse en miembro de la familia real por su matrimonio con Enrique, hijo del príncipe de Gales. «No sabía que fuese desagradable», dijo Trump dolido. Luego desmintió que dijera tal cosa y criticó agriamente a quienes lo publicaron, aunque esté grabado.

Las peleas con Khan son antiguas. Un portavoz del alcalde calificó de «insultos infantiles» los mensajes de Trump en Twitter. Khan autorizado las protestas que a lo largo de la jornada de hoy se desplegarán en las calles de Londres -como en otras ciudades británicas- por la presencia del presidente. Se espera una operación enorme de seguridad para evitar que el itinerario del mandatario sea perturbado.

El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, candidato al liderazgo conservador, reprochó a políticos británicos que dañen a la diplomacia del país expresando hostilidad hacia la presencia de un presidente electo de Estados Unidos. El titular de Sanidad, Matt Hancock, que también quiere liderar el país tras la marcha de Theresa May, puntualizó que igual respeto merece el alcalde electo de Londres.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, que como el de los liberal-demócratas, Vince Cable, o el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, no acudió al banquete real en honor del visitante, participará en las protestas contra Donald Trump y defendió a Khan; aunque el alcalde no quiso verle ni en pintura durante su campaña para ganar la Alcaldía.