La crisis en el Gobierno de Theresa May se agudiza tras las dimisiones en su gabinete por el Brexit

Un sonoro abucheo en el Parlamento para la primera ministra Theresa May, reflejo del tremendo lío que se vive en Inglaterra a cuenta del Brexit. La continuidad de May en la cuerda floja y sucesión de dimisiones en su gabinete. El último el ministro de Exteriores, el eurófobo y controvertido Boris Johnson. Defensor de la línea más dura de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, ha seguido los pasos del negociador del brexit en Bruselas, David Davis. May, ya ha nombrado sustitutos. Para Johnson, a su ministro de Sanidad, Jeremy Hunt. Y, de vuelta en el Parlamento May ha insistido en que el brexit se hará y que dejarán la "Unión Europea el 29 de marzo de 2019". Desde la oposición, el líder laborista ha arremetido con dureza, tenemos una grave crisis en el gobierno, le ha espetado a May: "Está claro que este gobierno no puede garantizar una buena oferta para Gran Bretaña". Difícil panorama a solo nueve meses del brexit.