Las dos coreas celebran su tercera cumbre con la desnuclearización como principal objetivo

Que la relación entre Corea del Norte y Corea del Sur va por buen camino es ya una realidad y testigo de ello han sido las calles de Pyongyang. Kim Jong un y Moon Jae in han compartido el mismo coche para confirmar el acercamiento de los dos países.A primera hora aterrizaba el presidente surcoreano que era recibido en la propia pista por su homologo del norte con un efusivo abrazo de bienvenida.Es la tercera cumbre que mantienen y en esta ocasión la visita durará tres días. En la reunión celebrada han hablado sobre la cooperación económica entre los dos países. Aunque el punto más importante era la desnuclearización de Corea del Norte.  La reunión no ha sido bien recibida en corea del sur, donde varias personas han protestado denunciando que esto solo beneficia a Kim Jong Un.Pero antes de abandonar el país Moon ha asegurado que el objetivo es alcanzar la paz entre las dos coreas, a pesar de que la guerra terminase hace 65 años.