El Congreso de EE UU se plantea acusar de desacato al ministro de Justicia

William Barr. :: reuters/
William Barr. :: reuters

William Barr, que el miércoles declaró ante el Senado por el informe Mueller sobre Trump, se negó ayer a comparecer ante la Cámara baja

CAROLINE CONEJERO

nueva york. Tras una turbulenta comparecencia el miércoles ante el Senado, el secretario (ministro) de Justicia de EE UU, William Barr, se negó a comparecer ayer ante el comité de la Cámara de Representantes, acto que podría granjearle un procedimiento por desacato. El mutis por el foro de Barr, que objetó sobre el formato de la comparecencia que incluía un abogado en la ronda de preguntas, enfureció a los demócratas de la Comisión de Asuntos Jurídicos con la que el secretario incumplió también con el plazo para presentar el informe sin redactar del fiscal especial Robert Mueller.

El presidente de la Comisión, Jerrold Nadler, marcando la ausencia del secretario, leyó una declaración ante la mesa vacía con la placa con el nombre de Barr y señaló la intención de iniciar citaciones, que podrían incluir un voto sobre desacato, para obtener el informe completo de Mueller sobre la posible colusión rusa en la campaña presidencial de Trump.

La comisión judicial trata ahora de confirmar la fecha del 15 de mayo para la comparecencia del fiscal especial Mueller. Por su parte la líder de la Cámara baja, Nancy Pelosi, declaró en rueda de prensa que mentir al Congreso es un delito y que ni el ministro de Justicia ni el presidente están por encima de la ley. El Departamento de Justicia calificó estas declaraciones de «temerarias, irresponsables y falsas».

Una jornada en el Senado muy particular reveló el miércoles por primera vez las tensiones existentes entre los altos funcionarios de Justicia y el equipo de Mueller, cuyo grado se desconocía hasta ahora. También el rechazo del ministro a lo que calificó de objeciones «malhumoradas» de Mueller sobre su interpretación del informe de la investigación sobre Rusia y los intentos de obstrucción del presidente Trump.

Proteger al presidente

Los demócratas, que acusaron a Barr de mentir y de manipular el informe para proteger al presidente, revelaron que lo envió a los abogados personales de Trump para que revisaran las partes publicables antes de ser presentado al Congreso y al público. El ministro tardó dos semanas en publicar su versión redactada, en la que exoneraba al mandatario de toda obstrucción.

Precisamente en su declaración del miércoles ante los senadores, Barr reveló a través de sus distintas respuestas que no se había leído la importante sección del informe que recoge numerosas evidencias sobre los múltiples intentos del presidente Trump por bloquear la investigación.