El ciclón 'Kenneth' devasta el norte de Mozambique

Vecinos de Moroni, en las islas Comoras, observan los destrozos de 'Kenneth' antes de seguir camino a Mozambique. :: Ibrahim Yusuf / reuters/
Vecinos de Moroni, en las islas Comoras, observan los destrozos de 'Kenneth' antes de seguir camino a Mozambique. :: Ibrahim Yusuf / reuters

El país, que apenas se recupera de los daños causados por el paso del 'Idai' hace un mes, teme graves inundaciones en los próximos días

N. AURRECOECHEA

'Kenneth', el segundo ciclón que azota Mozambique en poco más de un mes, ha dejado ya un muerto y ha sembrado la destrucción en el norte del país, donde entró ayer con vientos de más de 185 kilómetros por hora que en poco tiempo llegaron a máximos sostenidos de 220. El Instituto Mozambiqueño de Gestión de Desastres (INGC) confirmó que miles de casas y edificios públicos han quedado arrasados en la provincia de Cabo Delgado, en cuya capital, Pemba, falleció una mujer al caerle encima un árbol. Los distritos de Ibo, Macomia y Quissanga, próximos a la frontera con Tanzania, son los más afectados, con daños en viviendas, inundaciones y cortes de electricidad, según la primera evaluación del INGC.

El país africano se recupera aún de los estragos provocados por el paso del 'Idai' el 14 de marzo y por las inundaciones posteriores, que dejaron 603 muertos y dos millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria. Ese es el gran temor que afronta ahora Mozambique, donde se esperan intensos aguaceros en los próximos días que pueden colapsar los niveles de los ríos y presas, ya elevados en el final de la temporada de lluvias.

«El terreno en muchas comunidades afectadas es precario, muchas de estas zonas son proclives a las inundaciones y los corrimientos de tierra con lluvias normales, y esta dista mucho de ser una situación normal», apuntó el delegado de ayuda de la Federación Internacional de la Cruz Roja en Nampula, Antonio Carabante. El Programa Mundial de Alimentos advierte de que el ciclón podría dejar en los próximos 10 días el doble de lluvia de lo que recibió Beira, en el centro del país, tras el 'Idai'. Las autoridades han admitido su preocupación por que cinco ríos así como los cauces costeros puedan desbordarse. Más de 30.000 personas han sido ya evacuadas de las áreas de más riesgo.

El ciclón golpeó primero el miércoles por la noche las islas Comoras, donde causó 3 muertos, y siguió avanzando hasta el continente «intensificándose muy rápido», indicó desde Ginebra la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, Clare Nullis. «En su pico, tuvo el equivalente a un huracán muy fuerte de categoría 4 (en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5)» y tras debilitarse un poco «las cifras iniciales muestran que seguía siendo de categoría 4 cuando tocó tierra», informó Nullis.

A la intemperie

A diferencia del 'Idai', que entró por una de las ciudades más pobladas de Mozambique, Beira, y la arrasó casi por completo, el 'Kenneth' lo ha hecho por una zona rural, con comunidades muy diseminadas pero también más expuestas a corrimientos de tierra y derrumbes de viviendas, muchas de ellas de adobe. En la principal localidad de la isla de Ibo el 90% de las casas han quedado destruidas, según las autoridades. Unas 15.000 personas se encuentran a la intemperie o en refugios «superpoblados» y hacen falta tiendas de campaña, comida y agua.

Mozambique intenta sobreponerse todavía a la devastación causada por el 'Idai', considerado el peor desastre natural de la historia reciente en el sudeste de África, con más de un millar de muertos, sumados los fallecimientos en ese país (603), Zimbabue (344) y Malawi (56). «Esta es la primera vez que dos ciclones tocan tierra durante la misma estación en Mozambique, lo que supone una presión adicional para los limitados recursos del Gobierno», subrayó Mark Lowcock, subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios. Lowcock advirtió de que podría hacer falta «una nueva gran operación humanitaria al mismo tiempo que la respuesta en curso por el 'Idai'» sigue sin recibir los fondos necesarios.

Más