Charlotte Rampling recibió anoche el Oso de Honor del Festival de Cine de Berlín por su ejemplar carrera

Ha sido el director del Festival quien le ha hecho entrega del galardón por toda una carrera que comenzó en su adolescencia. Ella misma se define como "Ferozmente independiente". Rampling, que domina cuatro idiomas, nunca ha ganado un Oscar y estuvo nominada solo una vez, cuando tenía 45 años. Su calidad interpretativa ha dejado una profunda huella en el cine europeo.