CANADÁ DEVUELVE LA SONRISA A LA JOVEN SAUDÍ

CANADÁ DEVUELVE LA SONRISA A LA JOVEN SAUDÍ

Rahan Mohamed al-Qunun, la joven saudí que atrajo la atención del mundo por huir de su familia y renunciar al islam, llegó ayer a Toronto después de que Canadá le concediera asilo. «Hizo un largo viaje, está agotada», comentó la ministra de Exteriores del país de acogida, Chrystia Freeland, que elogió «el coraje» de la muchacha. Al-Qunun fue detenida hace una semana a su llegada a Bangkok y las autoridades tailandesas amenazaron en un principio con deportarla, lo que desató una movilización en las redes sociales.

 

Fotos

Vídeos