La brutal paliza a un líder ultraderechista indigna a Alemania

Los populistas de la AfD culpan del ataque sufrido por su dirigente regional en Bremen al resto de partidos por acosarles y marginarles

J. C. BARRENA BERLÍN.

La agresión sufrida por un dirigente de la populista y xenófoba Alternativa para Alemania (AfD) ha desatado una ola de indignación en la clase política alemana, que ha dejado al margen diferencias ideológicas para solidarizarse con la víctima. El líder de la formación en la ciudad-estado de Bremen y diputado en el Bundestag Frank Magnitz se encuentra hospitalizado desde la tarde del lunes tras ser atacado por al menos tres hombres, que le golpearon en la cabeza en un callejón tras participar en un acto oficial, causándole un grave trauma craneoencefálico.

El afectado declaró ayer no recordar absolutamentente nada, pero se refirió a la agresión como un intento de asesinato. La Policía anunció la creación de una comisión especial con agentes de la Oficina de Investigación Criminal. Dos operarios que asistieron al herido señalaron que los atacantes iban vestidos de negro y ocultaban sus rostros con capuchas o gorros. Numerosos dirigentes de AfD aprovecharon la ocasión para cargar contra la prensa y sus rivales políticos.

La «violencia cobarde» es el «resultado del acoso de los políticos y los medios contra nosotros», afirmaron ayer los líderes parlamentarios de Alternativa para Alemania en el Bundestag, Alice Waidel y Alexander Gauland. El «brutal ataque» debe ser «condenado enérgicamente», afirmó por su parte Steffen Seibert, portavoz oficial de la canciller federal, Angela Merkel. La presidenta del Partido Socialdemócrata, Andrea Nahles, subrayó que «AfD es un rival político de nuestra sociedad tolerante y pacífica», pero quien «combata con violencia a ese partido, traiciona esos valores y amenaza nuestra convivencia».

En parecidos términos se expresó el titular germano de Exteriores, Heiko Maas, quien subrayó que «la violencia no puede convertirse en medio del debate político, da igual contra quién ni cuáles sean los motivos para ello».

 

Fotos

Vídeos