Bachelet se estrena como comisaria de derechos humanos con críticas a Venezuela

Bachelet saluda a una de las delegadas presentes en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. ::  Fabrice COFFRINI / afp/
Bachelet saluda a una de las delegadas presentes en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. :: Fabrice COFFRINI / afp

En su primer discurso denuncia la situación de déficit de libertades y las precariedades que sufren los ciudadanos del país caribeño y Nicaragua

M. LÓPEZ DE GUEREÑO CORRESPONSAL LA HABANA.

Michelle Bachelet asumió el pasado día 5 el cargo de alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos y ayer se estrenó con un discurso en la 39 reunión del Consejo, que se desarrollará en Ginebra hasta el día 28 y donde la situación de Venezuela y Nicaragua centraron su primera intervención. El texto fue adelantado a la prensa y contiene párrafos sobre ambos países que después la expresidenta chilena omitió para acortar el discurso al tiempo oficial de intervención. El documento revela que continúan las denuncias de detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión, así como que existen informaciones que hablan de casos de muertes vinculadas a la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir.

Según su portavoz Liz Throssel, «Bachelet no suprimió a los párrafos referentes a Venezuela y a Nicaragua». De hecho, la Alta Comisionada los colocó al frente, por delante de todos los demás países. La versión oral del discurso, por razones de espacio y tiempo, tuvo que ser mucho más corta, por lo que omitió la mayoría de los comentarios sobre los países latinoamericanos.

Respecto a las razones del éxodo de miles de venezolanos Bachelet dijo que hay que buscarlas en «la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica», así como en «la inseguridad y la persecución política». Agregó que las huidas al exterior no decaen y 800 venezolanos entran diariamente en Brasil. Comentó, además, que 4.000 llegaron a Ecuador cada día de la primera semana de agosto y que fueron 50.000 los que cruzaron la frontera de Colombia en tres semanas de julio. Calculó que los 2,3 millones de personas que huyeron del país hasta el 1 de julio equivalen al 7% de la población del país, cifrada en 30 millones de venezolanos. «El movimiento transfronterizo de esta magnitud y la vulnerabilidad de los que se van no tiene precedentes en la historia reciente de América Latina», reprochó Bachelet.

Igualmente indicó la chilena que el Gobierno de Maduro «no ha mostrado ninguna apertura que permita una rendición de cuentas genuina», como había solicitado el anterior alto comisionado, el jordano Zeid Ra'ad al-Hussein, para aclarar el «uso excesivo de la fuerza» por parte del Gobierno y juzgar a los responsables de las violaciones de derechos humanos documentados por la ONU en las protestas de la primavera y el verano de 2017.

Toma de medidas

En su primer discurso, la política chilena pidió a los miembros del Comité de Derechos Humanos que se tomen «todas las medidas disponibles para hacer frente a las graves violaciones de los derechos humanos» en Venezuela y Nicaragua. La exinquilina del Palacio de la Moneda indicó que «cuando se abre esta sesión, el creciente número de personas que huyen de Venezuela y Nicaragua demuestra una vez más la necesidad de defender constantemente los derechos humanos». Y agregó que «es urgente ayudar a los Estados de acogida a resolver los numerosos problemas que provocan estos movimientos».

Asimismo, Bachelet señaló que «es fundamental abordar las razones por las cuales la gente se va» del país y reclamó al Consejo adoptar «todas las medidas disponibles para hacer frente a las graves violaciones de los derechos humanos».

La presencia de Jorge Arreaza, ministro de Exteriores de Venezuela, en el salón no la calló. El yerno de Hugo Chávez tendrá su turno hoy para defender a Maduro en público y también en un cara a cara, pedido por Caracas, con la exmandataria chilena, a la que asegurará que en su país «no existe una crisis humanitaria». Por Twitter, Arreaza adelantó que solicitará «en nombre del pueblo de Venezuela el cese de la agresión a la República Bolivariana».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos