Obama justifica la importancia de expulsar a los yihadistas de la presa de Mosul

Obama justifica la importancia de expulsar a los yihadistas de la presa de Mosul

El presidente informa al Congreso de que los bombardeos serán "limitados en alcance y duración" y recuerda que la caída de la instalación en manos del Estado Islámico pone en peligro muchas vidas

AGENCIAS WASHINGTON

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, notificó ayer formalmente al Congreso la campaña ataques aéreos en Irak en apoyo a las operaciones de las fuerzas de seguridad iraquíes para recuperar de manos de los yihadistas la presa de Mosul considerada estratégica, informó la Casa Blanca.

"Estas operaciones militares serán limitados en su alcance y duración", según sea necesario para "retomar y establecer el control" en la zona de la presa, indico Obama en una carta enviada al Congreso.

El mandatario señala que autorizó esta acción militar el pasado 14 de agosto, que están siendo coordinadas con el Gobierno de Irak, para apoyar a las fuerzas iraquíes en la campaña contra el grupo terrorista Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL).

El presidente indica que la caída de la presa de Mosul a manos de los yihadistas puede poner en peligro la vida de un gran número de civiles, amenazar al personal y las instalaciones estadounidenses, incluyendo la embajada de Estados Unidos en Bagdad, e impedir que el Gobierno iraquí proporcione servicios esenciales a la población. En caso de reventar la presa, los efectos devastarían la región y podrían llegar hasta la capital.

"Esta misión está en consonancia con la directiva del presidente Obama de que los militares estadounidense protejan al personal y las instalaciones estadounidenses en Iraq", indicó la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, en un comunicado.

Coordinación con Bagdad

La portavoz destacó que estas operaciones son "limitadas" y se están realizando "en coordinación y a petición" del Gobierno de Irak. "La Administración seguirá consultando con el Congreso sobre el camino a seguir en Irak y nuestros esfuerzos en contra de EIIL" aseguró Hayden que aseguró que la Casa Blanca continuará proporcionando al Congreso los informes correspondientes en consonancia con la Resolución sobre Poderes de Guerra.

La llamada Resolución sobre 'Poderes de Guerra' ('War Powers Resolution'), una ley federal que data de 1973, establece que es el Congreso el que debe autorizar una guerra, si bien el mandatario puede desplegar tropas cuando exista una "emergencia nacional" a causa de un ataque contra el país o sus intereses.