El arzobispo de Canterbury reprocha improvisación

R. C. LONDRES.

El arzobispo de Canterbury expresó ayer ante la Cámara de los Lores su enorme preocupación por la marcha de los preparativos para afrontar la salida de la Unión Europea y se pronunció a favor de un segundo referéndum sobre el 'brexit' -aunque no es su opción preferida- si el Parlamento de Reino Unido no aprueba el Acuerdo de Salida entre Londres y Bruselas.

Justin Welby, cuya diócesis se localiza en la parte oriental del condado de Kent, se refirió a «la seriedad de los retos que afrontamos si salimos de la UE sin acuerdo» y alertó de las consecuencias de un 'brexit' duro para la actividad en el puerto de Dover y el tráfico en las carreteras de la zona. Censuró la imiprovisación del Gobierno por pretender que con un simulacro de 89 camiones como el realizado hace unos días puede prepararse para el caos que originaría el tránsito de 10.000 vehículos diarios ralentizado por controles aduaneros, sin olvidar las pérdidas económicas, y concluyó que Kent -y por extensión Gran Bretaña- «no tiene la capacidad estructural para hacer frente a una salida brusca».

 

Fotos

Vídeos