El arresto de 151 estudiantes indigna a la población

Policías vigilan a los jóvenes, arrodillados en el patio del liceo. :: twitter/
Policías vigilan a los jóvenes, arrodillados en el patio del liceo. :: twitter

I. UGALDE

Las impactantes imágenes difundidas en las redes sociales de 151 estudiantes de rodillas, con las manos en la cabeza y vigilados por las fuerzas del orden han causado un gran revuelo en Francia. Los jóvenes, críticos con las reformas del Gobierno, son solo una representación de los que ya se han sumado a la ola de descontento que recorre el país y bloquean desde comienzo de la semana un centenar de centros de educación. Los incidentes que provocaron su detención se produjeron el jueves en un instituto de Mantes-la-Jolie, un barrio en el oeste de París, donde más de cien personas, entre ellas varios encapuchados, se enfrentaron con la Policía y quemaron dos automóviles.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, admitió que las imágenes son «impactantes» y avanzó que se va a llevar a cabo una investigación administrativa. Aun así pidió «poner las cosas en su contexto» y tener «cuidado» a la hora de sacar conclusiones porque «estamos en un clima de violencia excepcional». «Ocurrieron cosas muy graves», dijo antes de añadir que la mayor parte de los arrestados fueron puestos en libertad mientras que algunos serán presentados ante el juez. Según explicó, unos jóvenes ajenos al liceo, «profesionales de la violencia», lograron arrastrar a algunos alumnos y quemaron papeleras, robaron bombonas de gas y atacaron a la Policía, que «trató de neutralizarlos».

Prueba de que la ira se extiende en el país fue la marcha que ayer protagonizaron en París miles de alumnos de secundaria al grito de «¡Macron, dimisión!». Ya la víspera, aparte de los incidentes ocurridos en el liceo de Mantes-la-Jolie, más de 700 estudiantes fueron detenidos e interrogados por la Policía, en la cuarta jornada consecutiva de protestas en los centros de enseñanza.

 

Fotos

Vídeos