Apuñalan a Jair Bolsonaro, el candidato de la ultraderecha a la presidencia de Brasil

R. C. R ÍO DE JANEIRO.

El candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en los sondeos para las elecciones del 7 de octubre en Brasil, fue sometido ayer a una cirugía laparoscópica tras ser acuchillado en un mitin de campaña debido a que el corte le afectó al hígado. Según sus asesores, el diputado y militar de la reserva Bolsonaro sufrió una lesión hepática en el ataque, por lo que los médicos recomendaron la intervención quirúrgica. Sus familiares, no obstante, aclararon que la vida del polémico aspirante presidencial no corre peligro.

El líder en los sondeos fue operado en el Hospital de la Misericordia de Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad del Estado de Minas Gerais, donde participaba en un mitin cuando fue atacado. Uno de los médicos explicó a Efe que, además de la lesión hepática, Bolsonaro sufrió un choque hipovolémico debido a que perdió mucha sangre, pero su estado de salud es estable.

Flavio Bolsonaro, uno de los hijos del dirigente y que disputará un escaño como senador en las elecciones de octubre, dijo inicialmente que el candidato había sufrido un «atentado» al ser acuchillado en la región del abdomen pero que la herida era «superficial». El diputado ultraderechista fue atacado cuando era llevado a hombros en medio de una multitud por una calle de Juiz de Fora.

La Policía Militarizada de Minas Gerais informó de que poco después de la agresión detuvo a un hombre identificado como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, al que un grupo intentaba linchar tras acusarlo del ataque.

El ultraderechista, uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985), ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas y homófobas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos