Venezuela culpa al opositor Jorge Borges del atentado contra Maduro

El ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, en rueda de prensa/Reuters
El ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, en rueda de prensa / Reuters

El diputado permanece refugiado en Colombia para evitar su detención

EUROPA PRESSCaracas

El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, ha asegurado este miércoles que el diputado opositor Julio Borges, diputado de Primero Justicia en la Asamblea Nacional, es el «autor intelectual» del supuesto atentado perpetrado el pasado 4 de agosto en Caracas contra el presidente, Nicolás Maduro. Rodríguez ha comparecido para dar nuevos detalles de la investigación, por lo que las autoridades venezolanas consideran un intento de magnicidio, cuando dos drones estallaron durante un acto militar presidido por Maduro, que resultó ileso.

«Julio Borges es el responsable de la autoría intelectual y material de los eventos del pasado 4 de agosto», ha afirmado Rodríguez. «No hay ninguna duda», ha subrayado, según recogen los medios venezolanos. Hasta ahora, las autoridades solo habían atribuido a Borges presuntas gestiones para introducir en Venezuela el material y a las personas encargadas de cometer este supuesto atentado.

Además, Rodríguez ha anunciado tres nuevas detenciones -Oswaldo Gabriel Castillo, Wilder Anderson Vásquez y Rafael Ernesto Díaz- por estos hechos. «Todos los autores del magnicidio participaron en las 'guarimbas' de 2014 y 2017», ha indicado, en alusión a las revueltas opositoras de esos años.

Borges, en respuesta a las acusaciones, ha señalado que «el único magnicidio que hubo fue el de Fernando Albán», refiriéndose a la muerte del concejal opositor que el Gobierno y la Fiscalía califican de suicidio y la oposición de asesinato. «¡Exigimos Justicia! El verdadero genocida que hay en Venezuela es Nicolás Maduro. Liberaremos a nuestro país de la tragedia en que nos sumergieron», ha aseverado Borges a través de Twitter.

Albán se precipitó la semana pasada desde la ventana del décimo piso del Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en Caracas, justo cuando iba a ser trasladado al juzgado. De acuerdo con el cuerpo de Inteligencia, pidió ir al baño y se lanzó él mismo en un supuesto suicidio, tesis que ha validado la Fiscalía.

Rodríguez también ha insistido en la presunta implicación del país vecino en este suceso. «Hay participación de autoridades del Gobierno de Colombia en el intento de magnicidio», ha sostenido, lamentando que Venezuela sufre «una colombianización de la política en el actuar de la derecha».

Cuando ocurrieron los hechos, Borges se encontraba en Colombia para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Iván Duque. Ha decidido permanecer allí para evitar ser capturado en Venezuela. El 11 de octubre, Bogotá concedió al opositor el estatus de refugiado.

En cambio, el también diputado opositor Juan Requesens, contra el que las autoridades venezolanas presentaron las mismas acusaciones que contra Borges, fue detenido y desde entonces está bajo la custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Requesens, líder estudiantil, hizo una aparente confesión grabada y difundida por las autoridades en la que implicaba también a Borges. La oposición y la familia del joven han denunciado que fue torturado y drogado para arrancarle dichas declaraciones.

La comunidad internacional ha reclamado a Maduro una investigación independiente sobre lo ocurrido, que para la oposición fue un montaje para justificar un aumento de la represión. El presidente, por su parte, aprovechó su intervención en la Asamblea General para pedir a la ONU que lleve a cabo sus propias pesquisas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos