La izquierda latinoamericana recibe a su nuevo referente

Un vendedor de periódicos muestra cómo las primeras páginas de dos de los principales rotativos del Distrito Federal recogen el triunfo de López Obrador. :: ULISES RUIZ / afp/
Un vendedor de periódicos muestra cómo las primeras páginas de dos de los principales rotativos del Distrito Federal recogen el triunfo de López Obrador. :: ULISES RUIZ / afp

La victoria de López Obrador hace que nuevos vientos de ilusión soplen en medio de una crisis de los gobiernos progresistas en el continente

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

La victoria por goleada de Andrés Manuel López Obrador, conocido por sus seguidores como AMLO, ha sido muy celebrada. Presidentes, exmandatarios y personalidades enviaron ayer al tabasqueño sus felicitaciones. No faltaron las de Vladímir Putin, Pedro Sánchez, Emmanuel Macron, Theresa May, Xi Jinping o Shinzo Abe. Todos se ofrecieron a trabajar con él, pero sobre todo fue la izquierda latinoamericana la que le recibió con júbilo.

Twitter fue el canal más utilizado. El presidente boliviano Evo Morales dijo estar seguro de que «el Gobierno (de Amlo) escribirá una nueva página en la historia de la dignidad y soberanía latinoamericana». El colombiano Juan Manuel Santos y el salvadoreño Salvador Sánchez Ceren fueron más diplomáticos. Expresaron el deseo de mantener «excelentes relaciones» y «profundos lazos de amistad». El cubano Miguel Díaz Canel destacó la «histórica victoria» y el venezolano Nicolás Maduro, poético, deseó que «se abran las anchas alamedas de soberanía y amistad de nuestros pueblos. Con él triunfa la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande».

A la lista se sumaron antiguos mandatarios latinoamericanos como Ernesto Samper y Rafael Correa. «Su triunfo tiene una dimensión latinoamericana que, sin duda, se traducirá en un impulso de la solidaridad social en México y en la región», indicó el expresidente colombiano. El ecuatoriano, quien se enfrenta a un juicio por el secuestro de un opositor, felicitó al «nuevo presidente de nuestro México lindo y querido. La Patria Grande está de fiesta. Duro golpe a la restauración conservadora y a los vientos de entreguismo que vivía la región. ¡Mucha suerte AMLO!».

«No se dejaron engañar»

Gustavo Petro, líder de la oposición en Bogotá, usó también la red social para trasladar su felicitación. «No se dejaron engañar, no se dejaron comprar. Como en 1917 México marca el cambio de una era de la historia. Qué triste Colombia no acompañar ahora este esfuerzo de la historia. Pero Colombia a pesar de todo lo logrará». El exmandatario peruano Alan García aludió a que AMLO representa «obras, empleo con salario decente y justicia social». La cancillería argentina, por su parte, destacaba esta «nueva expresión de madurez democrática» y la antigua presidenta Cristina Kirchner aseguraba que el triunfo de López Obrador es «una esperanza no solo para México, sino para toda la región».

La cúpula empresarial mexicana y medios afines mostraron un rechazo incontenible por los giros que protagonizó Obrador durante sus más de cuatro décadas en la política. Denuncian que empezó en el PRI. Lo dejó para ingresar en el supuestamente izquierdista PRD, que también abandonó para ser cabeza de ratón en la coalición Morena.

Ha sido caricaturizado como Chávez y lo han querido vincular con Maduro. Pero en el programa de AMLO no entran las nacionalizaciones, su discurso no en incendiario contra el imperio ni contra el capital. Más semejanzas se podrían encontrar con Lula, a quien ha evitado mencionar en su campaña para no asociarse con la corrupción que lo mantiene preso. Y aún se le vincula más con el uruguayo Mujica. Ambos son de origen humilde y aún viven en sus casas de toda la vida. López Obrador ha asegurado que no se trasladará en la residencia oficial de Los Pinos, que venderá el avión comprado por Peña Nieto y seguirá viajando en aviones comerciales, y que, como el exmandatario uruguayo, no utilizará apenas escoltas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos