Las FARC insinúan que el general se entregó y denuncian un boicot al proceso de paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (centro), anuncia la suspensión del proceso de paz. /
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (centro), anuncia la suspensión del proceso de paz.

El equipo negociador del Gobierno colombiano canceló su viaje a La Habana tras la orden del presidente Santos de suspender las negociaciones

AGENCIASbogotá

En un confuso editorial publicado hoy por las FARC en la web Anncol, esta guerrilla habla de "la sospechosa y poco clara entrega" del general Rubén Darío Azcate a "un supuesto comando de las FARC en Chocó", y denuncia un supuesto boicot para acabar con el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana.

"La sospechosa y poco clara entrega del 'chacho' de la guerra contrainsurgente imperial en Colombia, el general Rubén Darío Alzate, a un "supuesto" comando de las Farc en el Chocó, ha llevado al presidente (Juan Manuel) Santos a suspender las conversaciones en la Habana", dice el editorial titulado 'Es el conflicto ¡Estúpido!'.

Tanto el presidente Santos como el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, confirmaron el domingo que el general Alzate fue secuestrado el domingo cuando se adentró, vestido de civil y sin escoltas, junto a un soldado y una abogada, en el caserío Las Mercedes, en el convulso departamento del Chocó (oeste del país).

En el texto, publicado en Anncol, una web manejada por las FARC, se asegura que "una vez más el anhelo de paz de los colombianos (...) se ve frustrado, dejando en claro que la estrategia del garrote y la zanahoria o de negociar en medio de las balas (...) ha fracasado, sometiendo al país a una incertidumbre deletérea".

Considera asimismo que Alzate, "comandante de la Task Force TITÁN, con 31 años de experiencia en combate, lancero, con especializaciones en Militar Police nacional e internacional y doctor en Militar Science", no pudo haberse introducido desarmado y sin escoltas en una zona dominada por las FARC si no hubiera una intención.

El editorial habla así de un supuesto boicot al proceso de paz en el que habría participado el expresidente Álvaro Uribe, quien dio la primera versión de los hechos el domingo, incluso antes del propio Gobierno.

"Según la primera versión que sospechosamente da a la prensa el capo Uribe Vélez, (Alzate) abandona sus escoltas y toda esa asfixiante panoplia de seguridad que rodea a estos personajes, se sube, con sus bruñidas 'sunglasses', o gafas negras, prácticamente solo a una pequeña lancha y llega a un perdido caserío ribereño del río Atrato donde lo están esperando escondidos en unos ranchos de paja unos cuantos guerrilleros de las FARC para retenerlo y precipitar la ruptura de los diálogos de La Habana", se comenta en el editorial. El texto remarca que eso es una "estupidez" y que "no es concebible de un mambrú condecorado como Alzate".

Suspensión del diálogo

Anoche, tras conocerse el suceso, el presidente Santos anunció una suspensión de los diálogos de paz con la guerrilla que se llevan a cabo en La Habana desde hace dos años.

más información

"Liberen a estas tres personas cuanto antes. Mañana viajaban los negociadores de paz a una nueva ronda de negociaciones en La Habana. Les voy a decir a los negociadores que no viajen y que se suspende esta negociación hasta que no se aclare y se libere a estas personas", dijo Santos, según informó la emisora colombiana Radio Caracol.

"Mañana no viajan los negociadores a La Habana", reiteró, antes de anunciar que había ordenado al comandante general de las fuerzas militares "que haga las operaciones necesarias, como las que se están haciendo en Arauca para rescatar a los dos soldados secuestrados el mes pasado, (...) con el fin de buscar el rescate o la liberación de estas tres personas".

"Eso es todo lo que voy a decir por el momento. Estaremos pendientes en las próximas 24 horas de la evolución de estos acontecimientos, del resultado de las investigaciones que el señor ministro (del Interior, Juan Carlos Pinzón) pueda hacer el día de mañana y que la evolución de las explicaciones que nos puedan dar sobre qué fue lo que pasó", manifestó Santos. Por último, expresó la "consideración" del Gobierno con las familias de los tres secuestrados, apuntado que "se les ha dado garantías de que se hará todo lo que esté al alcance para su pronta liberación".

Primer secuestro de un general en activo en 50 años

El gobernador de Chocó, Efrén Palacios, dijo que el suceso tuvo lugar en el corregimiento de Las Mercedes, según informó el diario 'El Colombiano'. Se trata de la primera vez en los últimos 50 años que la guerrilla consigue secuestrar a un general en activo.

Horas antes del secuestro, el propio Santos había expresado su confianza en que el acuerdo de paz con la guerrilla se pudiera firmar en 2015, si bien reconoció que existe "impaciencia" en la sociedad. "El año entrante debe ser el año de la paz, porque si no lo es, me parece que de ahí en adelante sería difícil mantener este proceso indefinidamente", había afirmado Santos en una entrevista publicada por el diario 'El Tiempo'.

El secuestro

El ministro de Defensa identificó a los secuestrados como el brigadier general Rubén Darío Alzate Mora, comandante de la Fuerza de Tarea Titán; el cabo primero Jorge Rodríguez Contreras, y la abogada Gloria Urrego, coordinadora de Proyectos Especiales de esa Fuerza de Tarea.

"Esto es un secuestro y las cosas hay que llamarlas por su nombre. Un secuestro presumiblemente realizado por terroristas de las FARC que en este momento son responsables de la vida y la seguridad de las personas que se han llevado", advirtió. "A estas tres personas se les deben respetar su vida, sus derechos, su seguridad y se hacen responsables de esta situación a los terroristas de las FARC que presumiblemente son lo que tienen a estas personas", valoró Pinzón.

Diálogo de paz

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas. Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias. A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.