La agresión dispara el precio del crudo hasta un 4%

La volatilidad del coste del petróleo ha vuelto a reflejar los síntomas del temor que suele despertar cualquier acosntecimiento geopolítico en torno a esta materia prima. El precio del barril de Brent subió ayer un 2%, un incremento poco habitual en una sola jornada, hasta situarse por encima de los 61 dólares (54 euros). Rompió la racha bajista de los últimos meses, después de que se registraran los ataques contra dos buques cisterna, un incidente que ha reavivado el miedo a un conflicto en esta región crucial para el mercado del oro negro. La primera derivada se dejó notar en los mercados, donde la cotización del Brent comenzó a escalar a lo largo de la jornada en una subida que le llevó a acumular una revalorización superior al 4%, situándose por encima de los 62 dólares (55).