El exfutbolista George Weah consigue la presidencia de Liberia

Pese a las esperanzas que suscita, se cuestiona sus recursos para impulsar el desarrollo de uno de los países más pobres

GERARDO ELORRIAGA

El exfutbolista George Weah se ha convertido en el nuevo presidente de Liberia, según el escrutinio de la Comisión Electoral Nacional. Cuando se ha escrutado más del 98% de los votos, la institución le atribuye el 61,5% de las papeletas, mientras que su oponente, el vicepresidente Joseph Boakai, habría obtenido el 38,5%. El jugador del Mónaco, el París Saint-Germain o el Milan, sucederá en el poder a Ellen Johnson-Sirleaf, la primera mujer que dirigió un país africano.

La victoria de 'Mister George' o 'King George', como es denominado popularmente en su tierra natal, se ha fraguado en el condado de Montserrado, que concentra más de la mitad de la población de la pequeña república del golfo de Guinea. El antiguo deportista ejerce como senador por esta circunscripción y, según el recuento oficial, casi dos terceras partes de los electores del área, que incluye la capital Monrovia, le habrían concedido su favor. También cuenta con el favor de las generaciones más jóvenes, que admiran su trayectoria y confían en sus promesas de trabajo y progreso.

El triunfo le llega a Weah tras el fracaso en dos intentos anteriores. Su primera tentativa, en 2005, vino acompañada de la creación de su partido el Congreso para el Cambio Democrático (CDC), y favorables expectativas que no se tradujeron en la victoria en las urnas, arrebatada por Johnson-Sirleaf. Entonces, el candidato frustrado denunció la existencia de fraude ya que había sido el primer clasificado en la primera ronda. Las protestas de sus fieles amenazaron la precaria estabilidad del Estado, que hacía tan solo dos años que había superado una pavorosa guerra civil. La presión internacional evitó que la insatisfacción degenerase en un nuevo conflicto.

Sombra de corrupción

La presunta corrupción también arruinó sus posibilidades en 2011. El senador compareció como candidato a la vicepresidencia en una dupla con Winston Tubman como principal aspirante, pero ambos se retiraron de la pugna electoral en una convocatoria que finalizó con reproches y acusaciones cruzadas. La presidenta, premio Nobel de la Paz, revalidó su mandato con polémicas medidas como el cierre de medios de comunicación afines al CDC.

El ganador del Balón de Oro en 1995 es la figura con mayor proyección internacional de Liberia y se le reconoce una intensa labor humanitaria, pero también se cuestionan sus recursos para impulsar el desarrollo en uno de los territorios más pobres del planeta. El país quedó prácticamente destruido tras catorce años de contienda, y el impacto de la epidemia de ébola entre 2014 y 2015 también incidió negativamente en su frágil economía.

La victoria de Weah también comporta el ascenso a la vicepresidencia de Jewel Howard Taylor, exesposa del dictador Charles Taylor, condenado a cincuenta años por el Tribunal Especial para Sierra Leona. Aunque ella se desvincula de las atrocidades de su exmarido, se ha mostrado contraria al procesamiento de la elite que impulsó la guerra civil.

 

Fotos

Vídeos