Entre 3.000 y 12.000 puestos de trabajo se perderán en la City por la salida de Europa

R. C. LONDRES.

El 'Brexit' costará entre 3.000 y 12.000 empleos al sector financiero británico, aseguró ayer una alta responsable de la City de Londres, que urge al Gobierno a evitar el peor escenario posible: una salida de Europa sin acuerdo. «Han pasado diez años desde la crisis financiera y lo menos deseable ahora es una desestabilización» de los servicios financieros y los mercados, dijo Catherine McGuinness, una de las principales dirigentes del 'lobby' financiero londinense, en una entrevista con France Presse.

Los empresarios no ocultan su inquietud a poco más de una semana de la votación crucial en el Parlamento.

«Habida cuenta de la incertidumbre política es muy difícil pronunciarse. Nos preocupan los riesgos ligados a una ausencia de acuerdo, que pensamos que serían negativos para los consumidores y las empresas en Reino Unido y en la UE», explicó McGuinness. «Es importante que los reguladores y las instituciones tomen todas las medidas para evitar una confusión innecesaria».

Las consecuencias del 'Brexit' ya empiezan a hacerse sentir, porque la mayoría de grandes bancos presentes en Londres anunciaron el traslado de empleados hacia el continente. Se busca así limitar las perturbaciones tras la marcha de la UE, que les privará de un pasaporte financiero europeo que ahora les permite comerciar en el continente desde Londres.