Vuelco electoral en Casaberemeja: PSOE y PP dejan fuera a Adelante

El nuevo alcalde, José María García, asume su cargo. /SUR
El nuevo alcalde, José María García, asume su cargo. / SUR

El socialista José María García es el nuevo alcalde y será expedientado por el partido, que amenaza con expulsarle

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Cinco concejales de Adelante, cuatro del PSOE y dos del Partido Popular. Así quedó repartido el Ayuntamiento de Casabermeja tras las elecciones del pasado 26 de mayo. La coalición de izquierdas, encabezada por el anterior alcalde, Antonio Artacho, tenía dos opciones: gobernar en solitario o pactar con el PSOE. «No sabremos nada hasta el mismo pleno de investidura», explicaba el exregidor a SUR el día antes de la sesión. Cuando ha llegado el momento del recuento de votos secretos se ha producido un vuelco inesperado: la lista socialista, presidida por José María García, contaba con seis apoyos, por encima de la lista más votada, convirtiéndolo en nuevo alcalde de la localidad.

Pero la historia no acaba ahí. Poco después de que saltara la noticia, el PSOE de Málaga ha emitido un duro comunicado alertando de que abrirá «expediente disciplinario a los concejales electos en el Ayuntamiento de Casabermeja tras las pasadas elecciones municipales y que han tomado posesión de su cargo en la mañana de hoy». «Desde la dirección provincial explican que el acuerdo adoptado por estos concejales con el Partido Popular para aceptar sus votos a favor y desalojar a Izquierda Unida de la Alcaldía de Casabermeja y hacer alcalde al candidato socialista no estaba en ningún momento autorizado por las diferentes instancias superiores del PSOE, tanto a nivel provincial, como regional y federal», prosigue el comunicado.

José María García.
José María García. / SUR

El documento concluye con la misma dureza: «En todo momento el partido ha rechazado poder gobernar con el apoyo expreso del Partido Popular en este municipio tal y como se había acordado con la dirección provincial de Izquierda Unida, por lo que desde el PSOE serán contundentes a la hora de aplicar lo estipulado en los reglamentos y estatutos del PSOE para este tipo de casos, que puede acarrear la expulsión del partido de estos concejales».

Ante esta reacción de la dirección provincial, el actual alcalde ha analizado la situación en declaraciones a SUR: «Opino que la dirección provincial del PSOE debería molestarse en hablar con nosotros antes de hacer un comunicado de prensa; deberían decir por qué han hecho algo así cuando es un apoyo que hemos recibido sin esperarlo siquiera». Cree el alcalde que «los trapos hay que lavarlos en casa», en referencia al hecho de que el expediente se haya hecho público sin una conversación previa. «Encontrarme con una publicación en prensa por la dirección del partido me parece desleal, esperamos que se retracten o que pidan disculpas».

García insiste que el apoyo recibido en la votación secreta (ni siquiera afirma expresamente que los votos provengan del PP) ha sido inesperado. Con respecto al expediente, reflexiona: «Me gustaría preguntarle al provincial sobre Torremolinos, donde el PSOE gobierna con el apoyo de una exconcejala de Vox, ¿allí no va a haber expediente? No tengo nada que ocultar».

Más allá del expediente provincial, García asegura que van a empezar a trabajar «desde hoy», porque en breve se celebran las primeras fiestas de la localidad, por lo que «no hay tiempo que perder». De momento descarta hablar de pactos, pero reconoce que hacer gobierno con cuatro concejales «es difícil». Por ello, si llega el momento, la decisión de buscar un pacto la tomará «la asamblea».