Luz verde para la rehabilitación de La Caridad y San Andrés, el gran proyecto cultural de Coín

Vista aérea de la iglesia de San Andrés (siglo XVI), que será reformada./SUR
Vista aérea de la iglesia de San Andrés (siglo XVI), que será reformada. / SUR

El conjunto monumental del siglo XVI tendrá un uso compartido para labores administrativas actividades sociales

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La ciudad de Coín decidió en el año 2006 que había que hacer algo para preservar dos de los puntos fuertes de su patrimonio. Se redactó entonces un plan para reformar y habilitar el conjunto monumental formado por el Hospital de La Caridad y la Iglesia de San Andrés, del siglo XVI, una hoja de ruta que ha ido quedando enterrada en las redes de la burocracia hasta hace una semana, momento en el que la Junta de Andalucía, trece años después de la primera iniciativa, sacó a licitación pública el concurso para los trabajos.

La oferta ya se encuentra publicada en el perfil del contratante de la administración regional y, como explica el concejal de urbanismo de Coín, Francisco Santos, se podrán presentar ofertas hasta el 27 de febrero. El presupuesto de licitación con IVA incluido, es de más de 2,5 millones de euros, por lo que se trata de uno de los proyectos más importantes para la localidad en los últimos años. La Junta de Andalucía aportará el 75% del total, y el Ayuntamiento el resto. De hecho, en los presupuestos municipales de 2019 ya se había reservado una partida de 350.000 en previsión de que llegase este momento. «Ahora ya nos lo creemos, pero hemos tenido muchas dudas incluso cuando veíamos que las cosas iban saliendo porque el proyecto se ha dilatado demasiado». El edil de urbanismo recuerda que el convenio de 2006 contaba con el respaldo de la Junta, pero que, «tal vez por la crisis», los pasos se fueron posponiendo. Reconoce que el proyecto era una de las puntas de lanza del actual equipo de Gobierno (al mando desde 2015), porque consideran que es «de gran importancia para Coín».

Una vez se desarrollen los trabajos, el complejo monumental cumplirá con tres funciones. La primera, turística. «Por las catas que hemos hecho, sabemos que poder visitar estos dos edificios será un gran atractivo para el visitante», añade Santos, que tuvo que declarar ambas estructuras como 'en ruinas' por el riesgo de derrumbe que existe actualmente.

Por otro lado, el hospital y la iglesia tendrán un uso administrativo:«Probablemente llevemos allí la concejalía de cultura y otros despachos». Por último, ambos espacios acogerán actividades y programas culturales, y algunas de sus estancias y salas se convertirán en salas de exposiciones y en galerías de arte itinerante.

Acuerdo histórico

Para conseguir este último propósito, el Ayuntamiento y el Obispado de Málaga tuvieron que suscribir un convenio especial para el uso compartido de San Andrés. Se firmó en el año 2017 y tuvo un significado «histórico», como definía el regidor, Fernando Fernández, en el acto de presentación del documento, ya que se trataba del último paso a dar antes de oficializar el gran proyecto. En el acuerdo se recoge la cesión del Obispado al Ayuntamiento de la titularidad de la nave de San Andrés y la sacristía y tan sólo se contempla el uso compartido de la nave principal de la iglesia de San Andrés, que estará reservada por el Obispado únicamente durante la Semana Santa y el día de su titular.

Temas

Coín