Francisco Bravo: «Vamos a luchar a muerte por mejorar las carreteras de Alhaurín el Grande»

Francisco Bravo, vicepresidente de Fedelhorce. /SUR
Francisco Bravo, vicepresidente de Fedelhorce. / SUR

El presidente de la Asociación de Empresarios de Alhaurín el Grande y vicepresidente de Fedelhorce valora positivamente el nuevo convenio municipal

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Lleva más de media vida vinculado a dos realidades: Alhaurín el Grande y los negocios. Francisco Bravo, gerente de Hermanos Bravo Electrodomésticos es el presidente de la Asociación de Empresarios de Alhaurín el Grande y Vicepresidente de Fedelhorce (que engloba a las asociaciones de toda la comarca del Guadalhorce). En los últimos días se ha firmado un acuerdo entre el Ayuntamiento y la federación comarcal, un paso adelante en el que ambas instituciones llevan meses trabajando y que, en opinión de Bravo –uno de sus artífices–, supone un gran paso adelante para la localidad y una serie de «puertas que se abren».

«Gracias a este convenio va a quedar plasmada una forma continua de colaborar», explica Bravo. Además, apoyados en la «estabilidad política», se avanzará en el establecimiento de una sede propia en la localidad. Por otro lado se abren nuevas vías para consolidar el Centro Comercial Abierto del casco urbano. «Queremos hacer más visible a la comarca, tener más peso en la provincia, el Guadalhorce no está todavía todo lo fuerte que puede estar, y la potenciación de la relación con Alhaurín el Grande va a ayudarnos mucho en ese objetivo».

Con el convenio se abre «un cuadro de diálogo» que tendrá un gran impacto en hechos concretos, como los 'juernes emprendedores', programas de mentorizaciones, nuevas fórmulas para canalizar subvenciones. «Gracias a esto habrá más acuerdos».

En cuanto al Centro Comercial Abierto, Bravo recuerda que es una prioridad absoluta de los comerciantes del pueblo y que necesitaba de este convenio para avanzar a través de los pasos que dicta la Junta de Andalucía.

Pero, en opinión de Bravo (que representa a unos 180 empresarios alhaurinos), la mayor prioridad del pueblo está en el transporte. «Vamos a luchar a muerte por mejorar las carreteras de Alhaurín el Grande, es la mayor necesidad del pueblo». Bravo asegura que el municipio está «muy falto» de conexiones, lo que en términos económicos es «lo más importante», ya que las vías actuales están obsoletas.

La gran reivindicación tras el nuevo convenio es la conexión es la mejora de la conexión de la carretera de Casapalma con la de Villafranco o un ensanchamiento por Coín o hacia Cártama. «Alhaurín no puede continuar con estas comunicaciones, es que tenemos un polígono al que no se llega, no cabe un camión grande». El presidente cree que si no hay conexiones no se va a poder hacer ninguno de los grandes proyectos de la localidad, como la gran Tecnópolis.

La carretera de Villafranco del Guadalhorce es «la salida natural» del Alhaurín el Grande hacia la autovía, el camino más corto y el que debería estar en mejor estado. «No es normal que haya que cruzar Cártama Pueblo o ir hasta Coín, que prácticamente es circular en sentido contrario».

Cuando la asociación se unió a Fedelhorce había en torno a 150 inscritos. «Desde febrero, que es cuando estamos al cien por cien con la federación, hemos aumentado el número de inscritos hasta los 180». Bravo explica que Alhaurín el Grande –que es el tercer municipio de más de 20.000 habitantes más pobre de España–, tiene una gran tradición emprendedora y que actualmente despuntan diferentes sectores, desde la metalurgia hasta la carpintería, pasando por el comercio, que «se está creando cada vez más».