La tensión política llega a Casabermeja

Plano de investidura de Casabermeja. /SUR
Plano de investidura de Casabermeja. / SUR

El alcalde, José María García, podría acabar expulsado del PSOE por recibir, presuntamente, el apoyo del Partido Popular

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Los algo más de 3.500 habitantes de Casabermeja tienen por delante un mandato crucial para la política de su municipio. El pasado sábado, día en el que se constituyeron los Ayuntamientos de toda España, cuando llegó el momento de recontar los votos de los distintos concejales, el socialista José María García salió elegido alcalde pese a que su formación tenía menos ediles (4) que Adelante (5). García contó con el apoyo de los dos concejales del Partido Popular, tal t como han confirmado a SUR desde el partido. Este respaldo a la gobernabilidad no tardó en llegar a la ejecutiva provincial del PSOE, que emitió un rápido comunicado amenazando con expulsar a los cuatro ediles, dejando la tensión política servida en bandeja.

Los protagonistas de esta situación tienen posturas muy diferentes. El actual alcalde ya expresó a SUR el mismo día de la constitución del equipo de Gobierno, que la amenaza provincial estaba fuera de lugar. Este lunes se reafirmó en su postura, asegurando que el apoyo recibido por el PP no era esperado, ya que no había sido pactado. Quien todavía no se había pronunciado era el candidato de Adelante, alcalde de la localidad durante el anterior mandato, Antonio Artacho. El exregidor explicó este lunes en declaraciones a SUR que «Adelante Casabermeja ofreció al PSOE la posibilidad de un pacto de izquierdas» en la localidad. Según su versión, estas relaciones no fluyeron. «El candidato socialista, obligado por la Dirección Provincial del PSOE, se sentó conmigo el día 5 de junio y me expuso que su formación no pactaría con Adelante ni con el PP», argumenta Artacho.

El exalcalde acusa además a PP y PSOE de haber mantenido «sucesivas reuniones para llegar a un acuerdo». «El día anterior a la constitución del Ayuntamiento, la coordinadora provincial de IU me comunica que la dirección provincial del PSOE le asegura que José María García no presentaría candidatura a la alcaldía para posibilitar un gobierno de Adelante en minoría», prosigue Artacho, quien asegura que la dirección provincial del PSOE fue a la localidad el día anterior. 

Acusación directa

El exalcalde va más allá y acusa directamente a García y a Diez de pactar: «Minutos antes del inicio del pleno de constitución el candidato socialista me dice que aunque la dirección provincial le exige no presentar candidatura él si lo hará: así mismo el candidato del PP, Pedro Hernández, me comunica horas antes que su formación votará la investidura de José María, por acuerdo realizado el día anterior».

García desmiente varios puntos expresados por el exalcalde. «No hubo ninguna reunión con la ejecutiva provincial en Casabermeja». Además, aporta documentación con la que acredita más de una conversación con Adelante. «Enviamos un correo que nunca nos respondieron». 

Se refiere García a un PDF en el que el PSOE respondía a una solicitud de Adelante para reunirse y estudiar los acuerdos necesarios para investir a Artacho. En esa carta socialista, redactada tras una reunión de la asamblea local, se imponen una serie de condiciones al anterior equipo de Gobierno para atender la solicitud, como la celebración de un pleno monográfico sobre presupuestos participativos o el cumplimiento de varias propuestas aprobadas. El PSOE local asegura que ese correo nunca se contestó, y que Artacho se dedicó desde entonces a «negociar con la Provincial». García reconoce la reunión con Artacho, aunque asegura que se celebró por otros motivos.

Además, el actual alcalde explica a SUR que la agrupación local decidió presentar la candidatura pese a haber recibido «presiones» por parte de la dirección de no hacerlo. «El exalcalde dice que el PP le comunica que votarán nuestra candidatura, algo que nosotros desconocemos, ya que me comprometí con el alcalde que de saberlo se lo comunicaría». Esta tensión viene arrastrándose desde las pasadas elecciones de 2015, tras las que, según el PSOE, IU no incluyó a los socialistas al definir el «triunfo de la izquierda», algo que sí hicieron con los resultados de 2019.

Mientras tanto, el candidato y portavoz del PP en Casabermeja, Pedro Hernández, explicó a SUR que su formación habló tanto con Adelante como con el Partido Popular. Tras esto, el grupo decidió facilitar la investidura del PSOE. «Consideramos que nuestro electorado pide un cambio en el gobierno en Casabermeja, ya que le somos necesarios para el futuro ya que van a depender de nuestro apoyo, además mi grupo y el PSOE de Casabermeja compartimos bastante semejanza en lo que pensamos debe ser nuestro pueblo», explica. También asegura que llamó a Artacho el viernes por la tarde pero no obtuvo respuesta, de ahí que le informase de su decisión justo antes de que se celebrase el pleno.

Fuentes del PSOE provincial aseguran a SUR que el expediente abierto a los concejales y al alcalde de Casabermeja han sido puestos en conocimiento de la dirección federal del partido, por lo que su eventual expulsión se decidirá en Madrid. El alcalde no tendría que renunciar a su acta si se queda fuera del partido y podría gobernar junto a sus ediles desde el grupo de los no adscritos.